La importancia de los valores en la familia

importancia-valores-familia

francisco-carabantes

La importancia de los valores en la familia radica en que estos permiten reconocer lo que es importante para los integrantes de la familia, ya que esto es lo que finalmente aportará armonía y bienestar al núcleo familiar. Entonces, la importancia de los valores familiares consiste en que estos brindan fundamentalmente un ambiente familiar más saludable y constructivo.

Los valores son aquello que tú valoras, que es importante para ti, y como es importante para ti es algo que buscas que esté presente en tu vida. Conocer nuestros valores no es más que una manera de conocer lo que nos aporta bienestar y satisfacción en este momento de nuestra vida, y lo mismo ocurre a nivel familiar.

En una primera instancia son los padres los que establecen los valores de la familia, y luego los traspasan a sus hijos. Y paulatinamente estos en conjunto van dando forma a los valores familiares. Es por esto que, es importante que los padres sean conscientes de sus propios valores y de cómo estos encajan primero en ellos como pareja.

¿Por qué son importantes los valores en la familia?

Si en los padres no existe una consciencia de sus propios valores, será difícil llevar a cabo una enseñanza de valores adecuada. Los valores son importantes en la familia porque hacen referencia a lo que aporta bienestar y satisfacción a una persona, y además, están muy relacionados con lo moral (lo bueno y lo malo).

Es por esto que, la importancia de los valores en la familia no se encuentra en los valores en sí, sino en la propia conciencia de lo que es importante para los padres y, lo que éstos quieren compartir como pareja y transmitir a sus hijos o futuros hijos.

Entonces, ¿por qué son importantes los valores familiares?

Los valores familiares son importantes porque son una manera de hacer consciente no solo aquello que brinda bienestar al núcleo familiar, y a cada individuo, sino también porque establecen una base para definir lo que es correcto, adecuado y constructivo para el desarrollo saludable de una familia.

La importancia de la familia en la formación de valores

¿Cuál es la importancia de los valores en la familia?

La importancia de la familia en la formación de valores se debe a que es en el núcleo familiar en donde se comienza a gestar el desarrollo de una persona en general. Y es importante que esta posea una base sólida respecto a cuáles son sus valores o que sepa identificarlos.

Y en este sentido, la formación de valores en la familia recae sobre los padres y en que éstos tengan una visión clara de lo que es importante y fundamental para ellos. De esta manera, los padres pueden enseñar valores a sus hijos más fácilmente, para que luego estos desarrollen sus propios valores desde una base más sólida.

Es por esto que, la familia siempre será un ámbito de formación de valores fundamental. Entonces, ¿cuál es la importancia de la familia en la transmisión de valores?

Ten en cuenta lo siguiente, si los padres no son conscientes de lo que es importante para cada uno como persona, ¿cómo van a saber lo que es importante para ambos en la relación? Y, ¿cómo van a transmitir unos valores claros a sus hijos? La transmisión de unos valores claros y constructivos siempre será útil para generar un ambiente familiar constructivo. Es por esto que también es útil conocer la importancia de los valores en la relación de pareja.

En este sentido, la familia se vuelve más bien un ambiente en el que los valores son ambiguos, cambiantes o contradictorios. Y es entonces cuando no hay una coherencia entre lo que dicen y hacen los padres. Por lo que, hay valores que se dice que son “importantes” pero que, en la práctica, no se ven reflejados en el día a día.

¿Qué son los valores enunciados y los valores vividos en la familia?

Cuando hablamos de los valores nos referimos finalmente a aquello que es importante para nosotros y, como es importante queremos que esté presente en nuestra vida. Sin embargo, muchas veces ocurre que no somos del todo conscientes de nuestros valores por lo que, no los vivenciamos satisfactoriamente en nuestro día a día.

Entonces, ocurre que hay valores enunciados y valores vividos, es decir, hay cosas que decimos que son importantes para nosotros pero que no las vivenciamos realmente. Y en el ámbito familiar suele ocurrir lo mismo.

Los padres suelen decir a los hijos que ciertas cosas son importantes, pero ellos en sus acciones no las demuestran, es decir, no las vivencian. Esto envía un mensaje contradictorio al niño que genera confusión. Los adultos dicen tal cosa pero en el día a día ellos hacen o demuestran otra. Los padres son los principales referentes que tienen los niños, por lo que, éstos se van a guiar no solo por lo que los padres dicen, sino principalmente, por lo que estos hacen.

A la hora de querer enseñar valores a los niños es importante que quien los enseña, también los transmita con sus acciones. Y para que los padres enseñen valores a sus hijos, es necesario que dichos valores sean importantes también para ellos.

Es entonces cuando en la familia hay cosas que se dice que son “importantes” (valores enunciados), pero luego se termina haciendo otras cosas distintas (valores vividos).

Es por esto que, para que sea efectiva la enseñanza de valores de padres a hijos, los padres tienen que reflexionar e identificar primero lo que es importante para ellos. De esta forma, pueden definir más claramente lo que es importante que esté presente en la familia, y así llevarlo a la práctica de una forma coherente y honesta. Además, este es un factor importante en la educación en valores.


guia-valores-banner

Diferencia entre valores y normas familiares

A menudo cuando se habla de valores se los suele confundir con las normas o con las reglas. Y las normas suelen estar muy presentes en las familias, y muchas veces éstas limitan o afectan a los valores generando conflictos en la convivencia.

Una norma o una regla es aquello que se debe seguir o aquello a lo que alguien se debe ajustar sin cuestionar. Los valores, por otro lado, como el nombre lo dice tienen que ver con aquello que para la persona es valioso, importante, aquello a lo que da valor por sobre otras cosas.

Cuando nos referimos a lo que es valioso o importante para una persona estamos finalmente haciendo referencia a aquello que le aporta bienestar. Y es importante también ayudar a los niños a descubrir aquello que les aporta motivación, bienestar y satisfacción.

En la familia, por ejemplo, las normas tienen principalmente una función práctica de marcar límites y “moldear” la conducta de los niños para que estos obedezcan o se adapten a ciertos hábitos y costumbres familiares. Pero los valores, tanto los que trasmiten los padres como los que reconoce el niño en sí mismo, tienen una función más profunda, muy ligada al bienestar, a la satisfacción personal.

Muchos de los conflictos o problemas en las familias (y personas en general) tienen que ver no solo con no ser conscientes de sus valores, sino con no poder vivenciarlos adecuadamente.

Una cosa es establecer normas en el hogar, pero otra distinta es ser consciente de lo que para los niños es realmente importante y motivador, y ser coherente con ello. Entonces, aunque puede ser útil establecer normas o reglas, es importante también dar cabida a los valores personales de cada individuo en la familia, ya que eso es lo que contribuye a su bienestar, por lo que, no debe ser reprimido o dejado de lado.

En resumen

¿Cuál es la importancia de los valores en el hogar? Estos permiten reconocer y establecer aquello que es importante para los miembros de la familia, y a su vez, facilitan vínculos más saludables y orientan el desarrollo de cada persona hacia aquello que les brinda bienestar y satisfacción.


Otras personas también han leído:


Encuentra más en la sección de valores humanos.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio