Valores humanos

valores-humanos
francisco-carabantes

Los valores humanos a lo largo del tiempo han sido abordados desde distintas perspectivas y teorías, siendo definidos en un sentido general como aquello que es importante o valioso.

Sin embargo, los criterios para definir y establecer los valores han variado a través del tiempo. Según la época, las culturas, las sociedades y los propios individuos los valores, o lo que se considera importante o valioso, se transforma o evoluciona.

Los valores humanos están presentes en todos los ámbitos de la vida, y sirven de base para las normas, las costumbres o los hábitos, ya que orientan la conducta y la relación entre las personas.

Qué son los valores

En un sentido general, los valores se definen como aquello que es apreciado o valioso, y que se considera importante que esté presente en la vida de las personas.

En este sentido, los valores son ideas, conceptos, abstracciones, es decir, objetos inmateriales que cobran importancia y realidad a través de las personas. Son las culturas, los grupos sociales y, finalmente, las personas las que definen lo que es valioso e importante que sea promovido y plasmado en la realidad.

Por lo tanto, los valores son objetos inmateriales que se aprecian o valorizan según los distintos principios, creencias, juicios y/o criterios de los individuos y las sociedades. Es por esto que, cualquier elemento de la realidad social, espiritual y moral se puede convertir en un valor. Por ejemplo, podemos decir que la educación es importante.

De esta manera, los valores son como “normas” que orientan las conductas, las relaciones entre las personas y que establecen rumbos de acción. Por ejemplo, si la educación es importante, entonces, las personas deben educarse.

Y además, los valores pueden ser definidos y establecidos tanto por personas individuales como por colectivos o grupos sociales. Por ejemplo, así como una empresa puede definir sus valores de empresa, una persona puede definir sus valores personales.

Por lo tanto, los valores no son principios eternos o verdades inamovibles, sino que son creados o definidos por las personas en base a una época o contexto histórico, por lo tanto, son subjetivos y variables en el tiempo.

Qué son los valores éticos

Hay que mencionar que, la ética surge fundamentalmente de la necesidad por descubrir o establecer una manera adecuada de vivir. Esta palabra proviene del griego ethos, y significa costumbres y carácter. Es decir, ethos hace referencia al sistema de costumbres o de creencias valorativas de la vida que, a su vez, tienen influencia en el carácter de las personas.

Por lo tanto, los valores éticos son aquellas creencias o costumbres (o hábitos) que ayudan a vivir de mejor manera la vida. Son aquellas guías que regulan la conducta con la finalidad de establecer la manera correcta o adecuada de vivir la vida.

Los valores éticos pueden ser relativos, es decir, dependen de la perspectiva individual o cultural del individuo. O, pueden ser absolutos, es decir, no dependen de lo individual o cultural, sino que se mantienen constantes, ya que tienen valor por sí mismos.

Aunque pueden existir distintos valores éticos según los estudiosos en el tema existen cuatro valores éticos que son esenciales en el ser humano. Y estos son: libertad, responsabilidad, verdad y justicia.

Qué son los valores morales

Tanto la ética como la moral hacen referencia a las buenas costumbres de una sociedad. Sin embargo, la moral se refiere a las normas de una comunidad.

Por lo tanto, los valores morales son las costumbres o los hábitos de una comunidad o grupo social. Dicho de otro modo, son aquellas prácticas que son socialmente aceptadas ya que contribuyen con la armonía y la estabilidad social.

Qué son los valores universales

Como mencionaba antes, los valores son aquello que se considera valioso, deseable y que es importante que sea promovido entre las personas.

De esta manera, los valores universales son aquellos valores que se consideran importantes por toda o casi todas las personas. Es decir, estos están presentes y son compartidos por las distintas culturas o grupos sociales.

Qué son los valores religiosos

Así como los valores universales son compartidos por la gran mayoría de personas, los valores religiosos están limitados a un grupo social más reducido.

Los valores religiosos son aquellos que son establecidos por las distintas religiones o dogmas religiosos. Estos hacen referencia a las virtudes y los hábitos que se consideran adecuados en dicho ámbito religioso.

Qué son los valores personales

Los valores personales son aquello que consideras importante, significativo o fundamental que esté presente en tu vida.

Los valores personales orientan, hasta cierto punto, tus decisiones y acciones. Estos funcionan como una especie de “brújula” que se relaciona con aquello a lo que das importancia y prioridad en tu vida.

Al ser los valores aquello que consideras importante que esté presente en tu vida, estos tienen un componente motivador. Es por esto que, los valores personales tienen una relación directa con tus motivaciones y tu bienestar.

Sin embargo, al estar «compuestos» por pensamientos y creencias estos son subjetivos y varían de un individuo a otro, y a su vez, estos evolucionan en la vida de las personas. Es decir, lo que considerabas importante en tu vida hace diez años puede que haya cambiado totalmente o que se haya modificado a día de hoy.

Qué son los valores familiares

Así como los valores personales son lo que tú consideras importante para ti como individuo, los valores familiares son aquello que es importante, valioso o deseable para el grupo familiar.

Los valores familiares son una forma de establecer lo que aporta armonía y bienestar a la convivencia familiar.

En un primer momento, los padres establecen o traspasan, en parte, sus valores personales a sus hijos. Luego, todos los miembros de la familia en conjunto van dando forma a esos valores familiares. Por lo que, es importante que los padres sean conscientes de sus propios valores y de los de sus hijos, y no solo eso, sino que den cabida a estos (y sepan integrarlos) dentro de la convivencia familiar.

¿Cuáles son las características de los valores?

A continuación encontrarás las distintas características de los valores.

Durabilidad

Esto hace referencia a que existen valores que son más duraderos que otros a lo largo del tiempo.

Integralidad

Esta característica se refiere a que un valor es algo indivisible.

Flexibilidad

Esto quiere decir que los valores cambian o se modifican en el tiempo, por las necesidades y experiencias de las personas.

Satisfacción

Otra característica de los valores es que generan satisfacción cuando se llevan a la práctica.

Polaridad

Otro aspecto característico de los valores es que todo valor tiene un sentido positivo y negativo, es decir, existe el valor y el contravalor.

Jerarquía

Esto se refiere a que existen o se pueden establecer jerarquías en los valores, sin embargo, estas no son rígidas y se construyen progresivamente.

Trascendencia

Otra característica de los valores es que estos trascienden en plano material y concreto, y son más bien algo que da sentido y significado a la vida humana.

Dinamismo

Los valores son dinámicos y se transforman con el paso del tiempo y de las épocas.

Aplicabilidad

Otra característica de los valores es su aplicabilidad, estos se pueden aplicar en diversas situaciones de la vida, y llevan a acciones prácticas y concretas.

Complejidad

Los valores surgen de procesos complejos (principios, creencias, juicios) y obedecen a causas diversas.

Rasgos diferenciadores de los valores

Existen cinco rasgos comunes en los valores, los cuales son un acuerdo bastante generalizado entre los distintos teóricos y estudiosos en la materia.

Estos cinco rasgos hacen referencia a:

  • Un valor está formado por creencias
  • Pertenece a fines o comportamientos deseables
  • Trasciende las situaciones específicas
  • Guía la selección o evaluación de comportamientos, personas y sucesos
  • Se ordena por importancia para formar un sistema de prioridades de valores

Estos rasgos son útiles porque permiten distinguir el concepto de valores de otros conceptos tales como necesidades, actitudes, principios, etcétera.

La diferencia entre principios y valores

Otro concepto que está relacionado con el concepto de valores es el de principio. Ya sabemos que los valores son aquello que se considera importante y fundamental que esté presente en la vida.

Los principios en relación a lo ético, son una ley o una regla que se sigue con algún propósito o con el fin de lograr algo.

En este sentido, los principios representan un conjunto de valores que orientan y norman las acciones de una persona o de una sociedad concreta, es decir, estos tienen un carácter ético y moral. Podemos decir que dentro de los principios están contenidos los valores.

Diferencia entre valores, ética y moral

Tanto ética como moral son términos que se emplean para traducir una misma raíz griega, “ethos”. Y, ethos significa costumbres y carácter, es decir, hace referencia al sistema de costumbres o de creencias valorativas de la vida.

El término se refiere también al carácter porque para los griegos el sistema de creencias morales incidía en los hábitos que los individuos iban haciendo suyos hasta convertirlos en rasgos de la personalidad (personalidad ética).

La ética surgió en Grecia como una reflexión producto de la necesidad de hallar una mejor manera de vivir. Es por esto que la ética hace referencia a una examinación del sistema de creencias valorativas de una cultura, para ver si es el mejor o el más adecuado para vivir.

Por otro lado, la moral hace referencia a las normas específicas que rigen la conducta de un grupo de personas, por ejemplo, la moral de un grupo religioso.

Ambos términos, ética y moral, son una reflexión sobre las buenas prácticas o costumbres de una sociedad.

La diferencia entre ética y moral es que, la moral hace referencia al sistema de valores inherente a una comunidad determinada. Y, la ética es la reflexión filosófica sobre el sentido de dichas normas morales.

Es por esto que, moral serían las normas que guían las acciones de un colectivo o grupo social. Y la ética en cambio, es la reflexión o la visión analítica que se adopta para examinar la naturaleza de ese fenómeno moral.

La ética hace referencia al juicio valorativo que desarrolla una persona sobre como vivir su vida teniendo en cuenta sus valores. Y la moral hace referencia a las normas, las costumbres o las prácticas que adoptan las personas en relación a sus valores.

Diferencia entre valores y creencias

Las creencias son aquello que consideramos como cierto o verdadero, es decir, son el convencimiento de que algo es verdad, y como es verdad creemos en ello. Las creencias pueden ser algo que adoptas de otras personas, pero también se forman producto de tus propias experiencias.

La diferencia con los valores es que las creencias tienen mucho que ver con la forma que tenemos de ver el mundo y los valores con lo que consideramos importante. La relación con los valores es que el sistema de creencias que se tenga le atribuye un significado a los valores, es decir, los valores se sustentas en dichas creencias.

Si para ti es importante tal cosa en la vida es porque, de una u otra manera, crees o estás convencido de que eso es importante.

La diferencia entre valores y necesidades

Las necesidades, en esencia, están relacionadas con aquello que tiene que ver con nuestra sobrevivencia, por ejemplo, necesidades físicas como comer. Estas son necesidades reales, concretas y no son deseos o necesidades inventadas como “te necesito” o “necesito un trago”.

Por otro lado, los valores están más conectados con lo que hacemos en el día a día. Estos tienen que ver con las cosas, los ambientes y las personas hacia las que nos orientamos por sobre otras. Los valores hacen referencia a aquello que es importante para nuestro bienestar y tranquilidad, pero no son necesidades primordiales para nuestra sobrevivencia.

¿Cuál es la importancia de los valores?

Los valores son importantes, básicamente, porque son una forma de definir y establecer lo que es adecuado para una convivencia respetuosa y armónica entre las personas y su entorno.

Pero, la importancia de los valores es “compartida”, es decir, para definir algo como valioso se requiere de una reflexión, de un entendimiento, en últimas, de un estado de conciencia que permita reconocer aquello como valioso o importante. Y esto último es lo verdaderamente importante.

Es el estado de conciencia de las personas lo que propicia la reflexión, el entendimiento y lo que guía los criterios. Porque, podemos definir y establecer todos los valores que queramos, pero si no somos conscientes de lo que, realmente, nos lleva a vivir una vida en paz, en armonía, los valores no serán más que aspiraciones, o, conceptos sin una real importancia en el día a día.

La felicidad, el bienestar, la satisfacción, la realización no surgen de los conceptos, de las palabras ni de los pensamientos, y desde luego, no surgen de los valores como tal. La verdadera satisfacción y realización surge del interior de las personas producto de su estado de conciencia. Estado de conciencia que no alimenta el conflicto o la negatividad, sino la paz, la serenidad.

Si albergar un estado interior de paz o de serenidad no es importante para las personas, entonces, lo será el conflicto y la negatividad.

Los valores no son más que una forma de establecer la manera adecuada de vivir y relacionarse, pero, ¿por qué las personas necesitan unos valores, unas normas para vivir y relacionarse adecuadamente? Porque lo que predomina en ellas es una falta de paz, una falta de armonía, la cual se ve reflejada en sus actos y en sus relaciones.

Si las personas realmente estuviesen en paz, o, si lo que predominara en ellas fuese un estado de serenidad, no necesitarían establecer valores y hábitos de conducta para vivir, porque ese comportamiento surgiría naturalmente de su estado de conciencia.

Entonces, los valores son importantes porque ayudan a establecer esas normas y hábitos que guían la conducta de las personas hacia una manera más armónica de vivir y de relacionarse con otros.

¿Cómo se forman los valores en las personas?

Quizá te preguntes: ¿dónde o cómo se adquieren los valores?

El proceso de formación de los valores se inicia desde temprana edad. Los niños forman sus primeros valores y reciben su significación desde distintas fuentes, la principal es la familia, pero también está la escuela, los amigos y los medios de comunicación.

El proceso natural de socialización progresivamente va aportando conocimientos, educación, las reglas de la sociedad y la manera de vivir. Y en este proceso las personas van recibiendo, y a su vez, formando sus propios valores y dándoles significado en base a sus experiencias de vida.

De esta manera los valores se forman en las personas, y a su vez, las personas en base a sus principios, creencias, juicios, criterios van cambiando o modificando sus valores, es decir, lo que consideran importante o valioso en la vida.

Tipos de valores

En cuanto a los tipos de valores encontramos que en la mayoría de las clasificaciones se hace una diferenciación entre valores éticos y valores morales. Sin embargo, en la tipología de los valores no existe una única clasificación, sino que existen múltiples clasificaciones llevadas a cabo por distintos autores.

Dentro de las clasificaciones más comunes los valores se establecen como:

  • Valores lógicos
  • Valores éticos
  • Valores estéticos

Por otro lado, los valores se han agrupado en: objetivos y subjetivos. O, también en valores inferiores (económicos y afectivos), intermedios (intelectuales y estéticos) y superiores (morales y espirituales).

Los valores se han agrupado de diversas formas por distintos autores.

Milton Rokeach fue pionero en la medición sistematizada de valores desde la perspectiva de la psicología social y organizacional. Y a partir de sus aportaciones muchos otros autores realizaron sus propias investigaciones.

Rokeach (1973) distingue en sus modelos dos tipos de valores: terminales e instrumentales. El autor formuló valores instrumentales, relacionados con modos de conducta (valores morales), y valores terminales, que hacían referencia a estados deseables de la existencia como: paz, libertad, felicidad, bien común.

Martín Ibáñez (1976) entrega una clasificación más detallada sobre los valores en la que diferencia seis grupos:

  1. Valores técnicos, económicos y utilitarios
  2. Valores vitales (educación orientada a la salud)
  3. Valores estéticos (literarios, musicales, pictóricos)
  4. Valores intelectuales (humanísticos, científicos, técnicos)
  5. Valores morales (individuales y sociales)
  6. Valores trascendentales (cosmovisión, filosofía, religión)

Por otro lado, Francisco Leocata (1991) propone una escala de valores, en la que sintetiza las escalas de Hartman, Scheler y Lavelle:

Valores económicos: ligados a las necesidades corporales, y a lo útil y lo productivo.

Valores sensitivo-afectivos o valores de la vitalidad: se refieren a la relación de la persona con su bienestar y con el placer sensible.

Valores estéticos: hacen referencia al tránsito de lo natural a lo cultural.

Valores intelectuales: giran en torno a la verdad, el conocimiento, la investigación y la racionalidad.

Valores morales: vinculados a como se vive la relación con los demás donde entra en juego la conciencia y la conducta respecto a otros.

Valores religiosos: el sentido más alto de la vida.

Rezsohazy (2006) propone una tipología de valores que consiste en lo siguiente:

Valores centrales

Los valores centrales son aquellos que comparte el conjunto de una población determinada, independiente de su profesión, edad, sexo o nivel de educación.

Estos contribuyen en la creación de los fundamentos sociales, es decir, facilitan la comunicación, el entendimiento, cohesión y el estable de planes entre los miembros de una colectividad.

Valores unánimes

Los valores unánimes son aquellos establecidos por las comunidades tradicionales o por las sociedades totalitarias, en donde se sanciona a aquellos que no piensan como los líderes de dichas comunidades o sociedades.

Valores estructurantes

Los valores estructurantes son valores capitales, es decir, ordenan, jerarquizan u orientan la vida de las personas.

Un valor estructurante es aquello que puede llegar a ser eje central de la vida de una persona, por ejemplo, la familia, el amor, la religión, el deporte o el éxito profesional.

Valores finales e instrumentales

Los valores finales hacen referencia a objetivos buscados, y los valores instrumentales son aquellos que se requieren para conseguir los valores finales.

Por ejemplo, si una persona desea alcanzar el éxito profesional, tendrá que considerar como importante también el trabajo y la perseverancia, o incluso la ambición.

Valores globales

Los valores globales son aquellos que tienen validez sobre todas las relaciones humanas. Estos son globales y no sectoriales porque trascienden las diferentes esferas de la vida social. Un ejemplo de valor global es la justicia.

En este sentido, los valores morales son por naturaleza globales, es decir, lo bueno y lo malo, lo justo y lo injusto se aplica en todas partes.

A su vez, un valor de este tipo puede llegar a ser estructurante, es decir, puede transformarse en algo central en la vida de una persona.

Valores explícitos

Los valores explícitos son aquellos enunciados espontáneamente por los individuos.

Por otro lado, los valores implícitos se vuelven observables por algún signo exterior, por ejemplo, el entusiasmo al cantar el himno de su país, refleja el patriotismo de una persona.

Valores latentes

Los valores latentes, como su nombre lo indica, se manifiestan en ciertas circunstancias. Es decir, determinadas circunstancias pueden poner en primer plano a estos valores. Por ejemplo, la solidaridad en momentos difíciles como una catástrofe natural.

Otro de los autores que ha hecho sus aportaciones en cuanto a la tipología de los valores es Shalom Schwartz

Las investigaciones llevadas a cabo por Schwartz en conjunto con otros psicólogos en 44 países, sugieren que hay diez tipos de valor universal. Se trata de una investigación transcultural, la cual establece los tipos de valores que se pueden encontrar en todas las culturas.

Estos diez tipos de valores universales definidos por Schwartz son:

Poder: estatus social sobre las personas y los recursos.

Logro: éxito personal mediante la demostración de competencia según criterios sociales.

Hedonismo: placer y gratificación sensual para uno mismo.

Estimulación: entusiasmo, novedad, y reto en la vida.

Autodirección: pensamiento independiente y elección de la acción, creatividad, exploración.

Universalismo: comprensión, aprecio, tolerancia y protección del bienestar de todas las personas y de la naturaleza.

Benevolencia: preservación e intensificación del bienestar de las personas con las que uno está en contacto personal frecuente.

Tradición: respeto, compromiso y aceptación de las costumbres e ideas que proporciona la cultura tradicional o la religión.

Conformidad: restricción de las acciones, inclinaciones e impulsos que pudiesen molestar o herir a otros y violar expectativas o normas sociales.

Seguridad: seguridad, armonía y estabilidad de la sociedad, de las relaciones y de sí mismo.

Dentro de los distintos tipos de valores encontramos también la clasificación propuesta por Simon Dolan. Según sus investigaciones, el autor determinó que los valores se pueden clasificar en tres categorías: emocional, económico-pragmático y ético-social. Y a esta clasificación la denominó el Modelo Triaxial de los Valores.

Valores económico-pragmáticos

Son aquellos valores que tienen que ver con la realidad tangible, con la parte práctica de la vida. Es decir, tener en cuenta este tipo de valores es importante para conectar y no dejar de lado la parte material de la vida, la cual es importante y necesaria.

Algunos de estos valores son:

  • Planificación
  • Organización
  • Seguridad
  • Perseverancia

Valores emocionales

Son aquellos valores que tienen que ver con uno mismo, con el aspecto anímico y emocional. Tener en cuenta este tipo de valores nos permite poner atención a lo que ocurre en nuestro interior y conectar con nuestra parte emocional.

Algunos de estos valores son:

  • Salud
  • Diversión
  • Autoestima
  • Tranquilidad

Valores ético-sociales

Son aquellos valores que tienen que ver con el entorno social, con la relación con los demás. Tener en cuenta este tipo de valores es importante para conectar con el aspecto social de la vida y tener buena convivencia y relación con los demás.

Algunos de estos valores son:

  • Apoyo
  • Respeto
  • Generosidad
  • Justicia

Valores enunciados y valores vividos

¿Qué son los valores enunciados?

Los valores enunciados son aquellos que las personas habitualmente dicen tener o dicen que son importantes para ellas, pero que no necesariamente suelen llevar a la práctica.

Por ejemplo, una persona puede decir que para ella es importante la familia, pero se pasa la mayoría del tiempo en el trabajo o con amigos.

¿Qué son los valores vividos?

Los valores vividos son aquellos que la persona lleva a la práctica, es decir, aquellos que se ven demostrados en sus acciones.

Siguiendo el ejemplo anterior, la persona que dice que para ella es importante su familia y dedica o reserva tiempo para estar con ellos.

En relación a los valores enunciados y los valores vividos se puede evidenciar el grado de congruencia o de incongruencia que hay en una persona con respecto a lo que es importante para ella.

¿Pueden existir valores positivos y negativos?

Un valor, como el nombre lo dice, es aquello que consideramos valioso o importante porque contribuye a nuestro bienestar, así que desde esa perspectiva podemos decir que los valores son positivos o beneficiosos.

Sin embargo, los valores pueden ser vistos como positivos o negativos según como nos planteemos aquello que es importante para nosotros. Los valores están compuestos por creencias y las creencias son ideas subjetivas que pueden causarnos malestar o conflictos.

Esas ideas rígidas acerca de cómo tienen que ser las cosas es lo que nos lleva a considerar o creer que algo es importante incluso cuando nos genera malestar.

Los valores son subjetivos porque están compuestos por las ideas, juicios y creencias de la persona en base a sus experiencias de vida. Para algunas personas unos valores serán importantes o positivos y para otras no, incluso para unas culturas unos serán importantes y otros no.

Los sistemas de valores

Los sistemas de valores son el conjunto de valores de un individuo, de una cultura o grupo social.

Los valores de una persona o de una colectividad no se encuentran aislados ni desordenados, sino que son interdependientes, tienen una relación entre sí. Los valores finalmente forman un sistema y, cuando un valor se modifica o se asume uno nuevo esto incide en el resto de valores, es decir, afecta al sistema en su conjunto.

Los sistemas de valores podemos decir que son un sistema interdependiente que está organizado jerárquicamente.

Características de los sistemas de valores

Los sistemas de valores presentan las siguientes características:

Jerarquía

Esto hace referencia a que los valores se organizan jerárquicamente, unos tienen más importancia que otros. Y este modo de organización no sigue las mismas reglas, sino que varía de una cultura a otra.

Culturales

Los sistemas de valores cambian de una cultura a otra, es decir, cada una ve el mundo desde su propia perspectiva.

Cognitivo-afectivo

Otra característica de los sistemas de valores es que estos no solo contienen elementos cognitivos, sino también elementos afectivos que pueden ser muy fuertes. Mientras más enraizado esté un valor en la persona, más importante o significativo se vuelve para esta, por lo que, la persona lo vive con mayor intensidad.

Racionalidad

Aunque el concepto de “sistema” puede dar a entender que los valores de una persona tienen su racionalidad, esto no es del todo así. Los valores pueden ser lógicos, pero no son necesariamente claros ni fáciles de expresar.

Contradictorios

Otra característica es que los valores pueden entrar en contradicción y llevar a objetivos incompatibles. A menudo, dicha contradicción suele estar oculta o es inconsciente.

Esta contradicción se puede manifestar cuando los actos de la persona desmienten o niegan sus valores, es decir, hay una incoherencia entre lo que dice y lo que hace.

Listado de valores

A continuación tienes una lista con los principales valores.

Valores éticosValores moralesValores universales
JusticiaHonestidadAmor
LibertadToleranciaAmistad
ResponsabilidadLibertadConfianza
HonestidadCompasiónJusticia
VeracidadEquidadLibertad
HeroísmoComprensiónBondad
IndependenciaDisciplinaHonor
PerseveranciaPacienciaFraternidad
ValentíaPrudenciaHonestidad
AltruismoGratitudRespeto
AprenderAbnegaciónPaz
AutocontrolRespetoResponsabilidad
ToleranciaResponsabilidadTolerancia
CompromisoLealtadValentía
DisciplinaArmoníaAutodominio
EmpatíaAmbiciónGratitud
EquilibrioAltruismoCompasión
RespetoCoraje 
GratitudValentía 
ModestiaModestia 
HumildadPerseverancia 
SuperaciónSolidaridad 
PacienciaAutodominio 
IntegridadLaboriosidad 
SacrificioMagnanimidad 
CorajeObjetividad 
SolidaridadPuntualidad 
CompasiónAprender 
 Fidelidad 
 Generosidad 
 Honor 
 Honradez 
 Fortaleza 
 Empatía 
 Cortesía 
 Colaboración 

En los siguientes apartados tienes una definición de los principales valores éticos, morales y universales.

Valores éticos

Integridad: La integridad se refiere a una integridad de carácter que se demuestra o se refleja en la consistencia entre los pensamientos, palabras y acciones de una persona.

Honestidad: La honestidad se refiere a ser franco, claro y directo en todas las comunicaciones y acciones. La honestidad tiene que ver con ser digno de confianza, y la honestidad es la piedra angular de la confianza.

Lealtad: La lealtad se refiere a ser confiable y fiel en el trato o en el desempeño de alguna actividad, pero sin salirse del marco de unos principios éticos. Es decir, ser leal o fiel pero sin utilizar aquello como una excusa para una conducta sin principios.

Responsabilidad: La responsabilidad hace referencia a ser responsable por las propias decisiones y acciones ante los demás y las situaciones.

Valores morales

Bondad: La bondad hace referencia al carácter bondadoso o amable de una persona hacia otros, pero también hacia su entorno, ya que la bondad es la calidad de bueno o la inclinación natural a hacer el bien.

Dignidad: La dignidad como valor hace referencia a reconocer el derecho innato de una persona de ser respetada y merecedora de la vida.

Generosidad: La generosidad hace referencia la costumbre de dar gratuitamente, sin esperar nada a cambio.

Humildad: La humildad como valor se refiere a la modestia o a la carencia de vanidad producto del reconocimiento de las limitaciones o debilidades propias.

Laboriosidad: La laboriosidad hace referencia a la importancia de tener una actitud trabajadora, esforzada y perseverante.

Prudencia: La prudencia como valor hace referencia a la importancia de gobernarse a sí mismo y no dejarse llevar por los impulsos. Mantener la sensatez, el buen juicio y la moderación.

Solidaridad: La solidaridad hace referencia a la importancia de la integración o la adhesión de una sociedad o un grupo social o de personas en la colaboración de las causas de otros.

Tolerancia: La tolerancia se refiere a la importancia de respetar las distintas diferencias que se puedan tener con los demás. 

Valores universales

Amor: El amor como valor universal hace referencia a la importancia de fomentar la unidad entre los seres humanos en vez de el conflicto.

Amistad: La amistad como valor hace referencia a la importancia de tener vínculos de afecto con otros.

Justicia: La justicia hace referencia a la importancia de la equidad, el acto de ser justos y equitativos, que cada individuo reciba lo que le corresponde o pertenece.

Libertad: La libertad como valor hace referencia a la importancia de la facultad natural que tienen las personas de actuar de una manera o de otra, sin que ello afecte la libertad de los demás.

Honor: El honor hace referencia a una cualidad moral que lleva al cumplimiento a responsabilizarse por los deberes en relación a uno mismo y los demás.

Fraternidad: La fraternidad como valor hace referencia a la importancia del entre hermanos o entre quienes se tratan como tal.

Respeto: El respeto como valor hace referencia a la importancia de poner atención y dar cabida a las necesidades, derechos e intereses de las personas. Esto incluye el respeto por el medio ambiente, es decir, poner atención y tener consideración por el entorno que nos rodea.

Paz: La paz hace referencia a la importancia de la convivencia armoniosa entre personas, en la que hay una relación de armonía entre estas y no de enfrentamientos ni conflictos.

Empatía: La empatía como valor se refiere a la importancia de ser conscientes no solo de lo que experimenta otro(sentimientos), sino también de su realidad o situación vital.

Gratitud: La gratitud como valor hace referencia a la importancia de agradecer y apreciar lo que se recibe de otros o de la vida.

Compasión: La compasión como un valor se refiere a la importancia de comprender el sufrimiento o la desgracia ajena.


Otras personas también han leído:

importancia-valores-educación

La importancia de los valores en la educación

La importancia de los valores en la educación radica en que fomenta personas que saben convivir mejor con otros y, ...
Leer artículo
importancia-valores-familia

La importancia de los valores en la familia

La importancia de los valores en la familia radica en reconocer lo que es importante para los integrantes de ésta, ...
Leer artículo
valores-enseñar-niños-pequeños

Los principales valores para enseñar a niños pequeños

A lo largo de su vida los niños van desarrollando distintas cualidades y aprendiendo distintas cosas. Y uno de esos ...
Leer artículo
escala-de-valores-pareja

Cómo hacer una escala de valores en la pareja

Saber cómo hacer una escala de valores en la pareja es algo relativamente sencillo, la cosa se complica cuando no ...
Leer artículo
importancia-valores-pareja

La importancia de los valores en la relación de pareja

La importancia de los valores en la pareja radica en que éstos permiten saber qué es importante para cada uno ...
Leer artículo
valores-de-un-emprendedor

Cuáles son los valores de un buen emprendedor

Conocer cuáles son los valores de un emprendedor es una respuesta que tiene que ver completamente con el emprendedor. Los ...
Leer artículo
valores-de-un-lider

Cuáles son los valores de un buen líder

Los valores de un buen líder tienen que ver principalmente con la confianza, el respeto, la humildad, la responsabilidad, la ...
Leer artículo
tomar-decision-valores-personales

Cómo tomar una decisión desde los valores personales

Saber cómo tomar una decisión desde los valores, es decir, desde lo que para ti es verdaderamente importante puede ser ...
Leer artículo
como-influyen-valores-toma-decisiones

Cómo influyen los valores en la toma de decisiones

La influencia de los valores en la toma de decisiones es algo innegable. Ten en cuenta que los valores son, ...
Leer artículo
importancia-y-beneficios-valores-personales

Valores personales: descubre la importancia y los beneficios de conocerlos

La importancia de los valores personales radica en que cuando los conoces o los defines estás definiendo aquello que es ...
Leer artículo
coherencia-valores-personales-y-empresa

Importancia de la coherencia entre valores personales y valores de empresa

Por lo general, en los procesos de selección de personal en las empresas se suelen preguntar muchas cosas, hacer tests, ...
Leer artículo
valores-ayudan-superar-obstaculos

Cómo tus valores te pueden ayudar a superar obstáculos

A menudo cuando surgen dificultades en nuestra vida tendemos a colocar la atención en el exterior, para generar cambios desde ...
Leer artículo
como-identificar-valores-personales

Cómo identificar tus valores personales

Saber cuáles son tus valores requiere de un ejercicio de reflexión e introspección que te ayude a ser consciente de ...
Leer artículo