Valores humanos

En este apartado podrás encontrar distintos artículos sobre valores personales o valores humanos, los cuales abordan distintos temas como la importancia y la influencia que estos pueden tener en la vida de las personas o en los distintos ámbitos de estas.

Qué son los valores

Los valores humanos a lo largo del tiempo han sido abordados desde distintas perspectivas y teorías, siendo definidos en un sentido general como aquello que es importante o valioso.

Sin embargo, los criterios para definir y establecer los valores han variado a través del tiempo. Según la época, las culturas, las sociedades y los propios individuos los valores, o lo que se considera importante o valioso, se transforma o evoluciona.

Los valores humanos están presentes en todos los ámbitos de la vida, y sirven de base para las normas, las costumbres o los hábitos, ya que orientan la conducta y la relación entre las personas.

En un sentido general, los valores se definen como aquello que es apreciado o valioso, y que se considera importante que esté presente en la vida de las personas.

En este sentido, los valores son ideas, conceptos, abstracciones, es decir, objetos inmateriales que cobran importancia y realidad a través de las personas. Son las culturas, los grupos sociales y, finalmente, las personas las que definen lo que es valioso e importante que sea promovido y plasmado en la realidad.

Por lo tanto, los valores son objetos inmateriales que se aprecian o valorizan según los distintos principios, creencias, juicios y/o criterios de los individuos y las sociedades. Es por esto que, cualquier elemento de la realidad social, espiritual y moral se puede convertir en un valor. Por ejemplo, podemos decir que la educación es importante.

De esta manera, los valores son como “normas” que orientan las conductas, las relaciones entre las personas y que establecen rumbos de acción. Por ejemplo, si la educación es importante, entonces, las personas deben educarse.

Y además, los valores pueden ser definidos y establecidos tanto por personas individuales como por colectivos o grupos sociales. Por ejemplo, así como una empresa puede definir sus valores de empresa, una persona puede definir sus valores personales.

Por lo tanto, los valores no son principios eternos o verdades inamovibles, sino que son creados o definidos por las personas en base a una época o contexto histórico, por lo tanto, son subjetivos y variables en el tiempo.

Qué son los valores éticos

Hay que mencionar que, la ética surge fundamentalmente de la necesidad por descubrir o establecer una manera adecuada de vivir. Esta palabra proviene del griego ethos, y significa costumbres y carácter. Es decir, ethos hace referencia al sistema de costumbres o de creencias valorativas de la vida que, a su vez, tienen influencia en el carácter de las personas.

Por lo tanto, los valores éticos son aquellas creencias o costumbres (o hábitos) que ayudan a vivir de mejor manera la vida. Son aquellas guías que regulan la conducta con la finalidad de establecer la manera correcta o adecuada de vivir la vida.

Los valores éticos pueden ser relativos, es decir, dependen de la perspectiva individual o cultural del individuo. O, pueden ser absolutos, es decir, no dependen de lo individual o cultural, sino que se mantienen constantes, ya que tienen valor por sí mismos.

Aunque pueden existir distintos valores éticos según los estudiosos en el tema existen cuatro valores éticos que son esenciales en el ser humano. Y estos son: libertad, responsabilidad, verdad y justicia.

Qué son los valores morales

Tanto la ética como la moral hacen referencia a las buenas costumbres de una sociedad. Sin embargo, la moral se refiere a las normas de una comunidad.

Por lo tanto, los valores morales son las costumbres o los hábitos de una comunidad o grupo social. Dicho de otro modo, son aquellas prácticas que son socialmente aceptadas ya que contribuyen con la armonía y la estabilidad social.

Qué son los valores universales

Como mencionaba antes, los valores son aquello que se considera valioso, deseable y que es importante que sea promovido entre las personas.

De esta manera, los valores universales son aquellos valores que se consideran importantes por toda o casi todas las personas. Es decir, estos están presentes y son compartidos por las distintas culturas o grupos sociales.

Qué son los valores religiosos

Así como los valores universales son compartidos por la gran mayoría de personas, los valores religiosos están limitados a un grupo social más reducido.

Los valores religiosos son aquellos que son establecidos por las distintas religiones o dogmas religiosos. Estos hacen referencia a las virtudes y los hábitos que se consideran adecuados en dicho ámbito religioso.

Qué son los valores personales

Los valores personales son aquello que consideras importante, significativo o fundamental que esté presente en tu vida.

Los valores personales orientan, hasta cierto punto, tus decisiones y acciones. Estos funcionan como una especie de “brújula” que se relaciona con aquello a lo que das importancia y prioridad en tu vida.

Al ser los valores aquello que consideras importante que esté presente en tu vida, estos tienen un componente motivador. Es por esto que, los valores personales tienen una relación directa con tus motivaciones y tu bienestar.

Sin embargo, al estar «compuestos» por pensamientos y creencias estos son subjetivos y varían de un individuo a otro, y a su vez, estos evolucionan en la vida de las personas. Es decir, lo que considerabas importante en tu vida hace diez años puede que haya cambiado totalmente o que se haya modificado a día de hoy.

Qué son los valores familiares

Así como los valores personales son lo que tú consideras importante para ti como individuo, los valores familiares son aquello que es importante, valioso o deseable para el grupo familiar.

Los valores familiares son una forma de establecer lo que aporta armonía y bienestar a la convivencia familiar.

En un primer momento, los padres establecen o traspasan, en parte, sus valores personales a sus hijos. Luego, todos los miembros de la familia en conjunto van dando forma a esos valores familiares. Por lo que, es importante que los padres sean conscientes de sus propios valores y de los de sus hijos, y no solo eso, sino que den cabida a estos (y sepan integrarlos) dentro de la convivencia familiar.

¿Cuál es la importancia de los valores?

Los valores son importantes, básicamente, porque son una forma de definir y establecer lo que es adecuado para una convivencia respetuosa y armónica entre las personas y su entorno.

Pero, la importancia de los valores es “compartida”, es decir, para definir algo como valioso se requiere de una reflexión, de un entendimiento, en últimas, de un estado de conciencia que permita reconocer aquello como valioso o importante. Y esto último es lo verdaderamente importante.

Es el estado de conciencia de las personas lo que propicia la reflexión, el entendimiento y lo que guía los criterios. Porque, podemos definir y establecer todos los valores que queramos, pero si no somos conscientes de lo que, realmente, nos lleva a vivir una vida en paz, en armonía, los valores no serán más que aspiraciones, o, conceptos sin una real importancia en el día a día.

La felicidad, el bienestar, la satisfacción, la realización no surgen de los conceptos, de las palabras ni de los pensamientos, y desde luego, no surgen de los valores como tal. La verdadera satisfacción y realización surge del interior de las personas producto de su estado de conciencia. Estado de conciencia que no alimenta el conflicto o la negatividad, sino la paz, la serenidad.

Si albergar un estado interior de paz o de serenidad no es importante para las personas, entonces, lo será el conflicto y la negatividad.

Los valores no son más que una forma de establecer la manera adecuada de vivir y relacionarse, pero, ¿por qué las personas necesitan unos valores, unas normas para vivir y relacionarse adecuadamente? Porque lo que predomina en ellas es una falta de paz, una falta de armonía, la cual se ve reflejada en sus actos y en sus relaciones.

Si las personas realmente estuviesen en paz, o, si lo que predominara en ellas fuese un estado de serenidad, no necesitarían establecer valores y hábitos de conducta para vivir, porque ese comportamiento surgiría naturalmente de su estado de conciencia.

Entonces, los valores son importantes porque ayudan a establecer esas normas y hábitos que guían la conducta de las personas hacia una manera más armónica de vivir y de relacionarse con otros.

Listado de valores

A continuación tienes una lista con los principales valores.

Valores éticosValores moralesValores universales
JusticiaHonestidadAmor
LibertadToleranciaAmistad
ResponsabilidadLibertadConfianza
HonestidadCompasiónJusticia
VeracidadEquidadLibertad
HeroísmoComprensiónBondad
IndependenciaDisciplinaHonor
PerseveranciaPacienciaFraternidad
ValentíaPrudenciaHonestidad
AltruismoGratitudRespeto
AprenderAbnegaciónPaz
AutocontrolRespetoResponsabilidad
ToleranciaResponsabilidadTolerancia
CompromisoLealtadValentía
DisciplinaArmoníaAutodominio
EmpatíaAmbiciónGratitud
EquilibrioAltruismoCompasión
RespetoCoraje 
GratitudValentía 
ModestiaModestia 
HumildadPerseverancia 
SuperaciónSolidaridad 
PacienciaAutodominio 
IntegridadLaboriosidad 
SacrificioMagnanimidad 
CorajeObjetividad 
SolidaridadPuntualidad 
CompasiónAprender 
 Fidelidad 
 Generosidad 
 Honor 
 Honradez 
 Fortaleza 
 Empatía 
 Cortesía 
 Colaboración 

En los siguientes apartados tienes una definición de los principales valores éticos, morales y universales.

Valores éticos

Integridad: La integridad se refiere a una integridad de carácter que se demuestra o se refleja en la consistencia entre los pensamientos, palabras y acciones de una persona.

Honestidad: La honestidad se refiere a ser franco, claro y directo en todas las comunicaciones y acciones. La honestidad tiene que ver con ser digno de confianza, y la honestidad es la piedra angular de la confianza.

Lealtad: La lealtad se refiere a ser confiable y fiel en el trato o en el desempeño de alguna actividad, pero sin salirse del marco de unos principios éticos. Es decir, ser leal o fiel pero sin utilizar aquello como una excusa para una conducta sin principios.

Responsabilidad: La responsabilidad hace referencia a ser responsable por las propias decisiones y acciones ante los demás y las situaciones.

Valores morales

Bondad: La bondad hace referencia al carácter bondadoso o amable de una persona hacia otros, pero también hacia su entorno, ya que la bondad es la calidad de bueno o la inclinación natural a hacer el bien.

Dignidad: La dignidad como valor hace referencia a reconocer el derecho innato de una persona de ser respetada y merecedora de la vida.

Generosidad: La generosidad hace referencia la costumbre de dar gratuitamente, sin esperar nada a cambio.

Humildad: La humildad como valor se refiere a la modestia o a la carencia de vanidad producto del reconocimiento de las limitaciones o debilidades propias.

Laboriosidad: La laboriosidad hace referencia a la importancia de tener una actitud trabajadora, esforzada y perseverante.

Prudencia: La prudencia como valor hace referencia a la importancia de gobernarse a sí mismo y no dejarse llevar por los impulsos. Mantener la sensatez, el buen juicio y la moderación.

Solidaridad: La solidaridad hace referencia a la importancia de la integración o la adhesión de una sociedad o un grupo social o de personas en la colaboración de las causas de otros.

Tolerancia: La tolerancia se refiere a la importancia de respetar las distintas diferencias que se puedan tener con los demás. 

Valores universales

Amor: El amor como valor universal hace referencia a la importancia de fomentar la unidad entre los seres humanos en vez de el conflicto.

Amistad: La amistad como valor hace referencia a la importancia de tener vínculos de afecto con otros.

Justicia: La justicia hace referencia a la importancia de la equidad, el acto de ser justos y equitativos, que cada individuo reciba lo que le corresponde o pertenece.

Libertad: La libertad como valor hace referencia a la importancia de la facultad natural que tienen las personas de actuar de una manera o de otra, sin que ello afecte la libertad de los demás.

Honor: El honor hace referencia a una cualidad moral que lleva al cumplimiento a responsabilizarse por los deberes en relación a uno mismo y los demás.

Fraternidad: La fraternidad como valor hace referencia a la importancia del entre hermanos o entre quienes se tratan como tal.

Respeto: El respeto como valor hace referencia a la importancia de poner atención y dar cabida a las necesidades, derechos e intereses de las personas. Esto incluye el respeto por el medio ambiente, es decir, poner atención y tener consideración por el entorno que nos rodea.

Paz: La paz hace referencia a la importancia de la convivencia armoniosa entre personas, en la que hay una relación de armonía entre estas y no de enfrentamientos ni conflictos.

Empatía: La empatía como valor se refiere a la importancia de ser conscientes no solo de lo que experimenta otro(sentimientos), sino también de su realidad o situación vital.

Gratitud: La gratitud como valor hace referencia a la importancia de agradecer y apreciar lo que se recibe de otros o de la vida.

Compasión: La compasión como un valor se refiere a la importancia de comprender el sufrimiento o la desgracia ajena.

Scroll al inicio