Descubre cuál es la diferencia entre coaching y mentoring

diferencia-entre-coaching-y-mentoring

Cuando hablamos de coaching y mentoring encontramos diferencias bastante marcadas entre una y otra disciplina. Y esta diferencia entre coaching y mentoring se percibe sobre todo en la práctica.

El coaching es fundamentalmente un proceso de acompañamiento centrado en el desarrollo de la persona, y este puede abarcar los distintos ámbitos de su vida. Es por esto que, el coaching no es una disciplina centrada en el desarrollo de habilidades técnicas, sino en la toma de conciencia que favorece el crecimiento personal. Puedes conocer más al respecto leyendo el artículo sobre qué es y qué hace un coach en las sesiones.

Para el desarrollo de habilidades técnicas específicas existen otras disciplinas como el mentoring o mentoría. En esta, el mentor tiene un rol mucho más protagonista y directivo en el que guía y enseña a la persona a desenvolverse mejor en determinado asunto.

En este artículo nos centraremos en la diferencia entre coaching y mentoring, ya que ambas disciplinas suelen confundirse entre sí.

En qué consiste el mentoring o la mentoría

El mentoring (mentoría) se define como una relación profesional en la que el mentor ayuda a otro (mentee) a que desarrolle habilidades y conocimientos que mejorarán su desempeño profesional.

La mentoría es una práctica que puede aplicarse a distintos ámbitos, pero está más enfocada al ámbito profesional-laboral. Esta práctica tiene gran aplicación en el mundo empresarial en países como: Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y Australia.

En la actualidad se pueden identificar dos tipos de mentoría: una enfocada a empresas u organizaciones y otra enfocada a personas. Es decir, la mentoría no solo es un programa para el desarrollo de las empresas, sino también para personas particulares, por ejemplo, emprendedores.

Tipos de mentoría

Algunos tipos de mentoría son:

Mentoría empresarial

Esta tiene como finalidad aumentar la productividad en la compañía. Un programa de mentoría empresarial suele tener los siguientes elementos.

  1. Trazar objetivos realistas
  2. Establecer mentores y pupilos
  3. Incluir capacitaciones
  4. Implementar el programa
  5. Realizar evaluaciones

Mentoría formal

Existe una relación contractual entre el mentor y el aprendiz, existe un programa establecido y suele estar dirigida a capacitar a empresarios o directivos.

Mentoría informal

Existe una relación más informal ya que no existe necesariamente un programa con pautas a seguir ni aspectos bajo evaluación. En este caso ambos partes establecen las condiciones en las que se desarrollará la mentoría.

Mentoría entre pares

Es una mentoría “peer to peer”, es decir, que se da de igual a igual. Quienes participan en ella se suelen encontrar en un mismo nivel jerárquico y mutuamente se brindan asesoramiento y entrenamiento de habilidades.

Cross mentoring

Se trata de una práctica que se suele dar en el ámbito empresarial en la que se intercambia a los trabajadores de un sector a otro de la empresa. Esto tiene la finalidad de que puedan conocer las labores de otros departamentos, y así puedan tener una perspectiva más amplia del funcionamiento de la compañía.

Mentoría situacional

Consiste en un programa de mentoring enfocado al desarrollo de una habilidad específica o que tiene como objetivo cumplir con una finalidad específica.

Mentoría grupal

Este tipo de mentoría consiste en una reunión en la que el mentor se trabaja con un grupo de personas (mentees) que tienen un mismo proyecto o interés en común.

En los distintos tipos de mentoría existe una tendencia a guiar, aconsejar, enseñar e instruir a otros, lo cual es contrario al coaching. El coach no es alguien que enseña e instruye sino más bien alguien que acompaña.

En qué se diferencia el coaching de la mentoría

La principal diferencia entre coaching y mentoring es que este último está muy basado en la enseñanza, en la instrucción, y el coaching es más bien un acompañamiento en el que la persona descubre y aprende por sí misma.

En un proceso de coaching el coach acompaña a la persona y se apoya mucho en las preguntas para hacer aflorar una toma de conciencia en el cliente o coachee. Por otro lado, en la mentoría el mentor es un profesional con experiencia en un determinado sector, y en una conversación es quien enseña y aconseja en base a su experiencia. Y esta también es una de las principales diferencias que existen entre coaching y consultoría.

El mentoring tiene que ver principalmente con transmitir a la otra persona el “know-how”, es decir, el saber cómo hacer algo.

La mentoría está mucho más enfocada al desarrollo de una habilidad técnica. Habilidades que por lo general tienen que ver con el ámbito profesional-laboral.

El coaching en términos generales no es mentoría porque el coach no te enseñará a hacer algo, sino que te acompañará a encontrar por ti mismo tus propios recursos y tu propia manera de hacer o de conseguir las cosas.

Diferencia entre un coach y un mentor

El mentor es el profesional que tiene un conocimiento y una experiencia en una determinada área o sector. Es quien traspasa sus conocimientos a otros con una metodología práctica con el fin de que el otro (aprendiz o mentee) aumente sus posibilidades de éxito en dicha área que el mentor domina.

El coach (no el entrenador) es el profesional que no tiene un conocimiento ni un dominio sobre un área en particular. Puedes profundizar más al respecto con el artículo qué significa la palabra coach. Es por esto que el coach es un experto en la indagación, en acompañar a una persona a que genere cambios en base a su propia toma de conciencia.

El mentor suele estar mucho más centrado en las dificultades profesionales o laborales de la persona, y la ayuda a que desarrolle sus habilidades en dicho sentido. El coach puede tratar los distintos ámbitos de la vida de una persona, no solo el ámbito laboral.

El coach trabaja más en función de la visión que tiene la persona de las cosas y no en función de su propia visión de las cosas. Es por esto que utiliza las preguntas, para acompañar en vez de guiar o dirigir. Para el mentor suele ser más importante que la persona entienda lo que él le trasmite para que luego lo aplique de forma adecuada. Para el coach es más importante que la persona tome conciencia por sí misma para que a su vez genere cambios por sí misma, lo cual es uno de los múltiples beneficios del coaching.

¿Qué hace un coach y un mentor en una sesión?

Entonces, si llevamos lo dicho anteriormente a una sesión podremos ver más claramente la diferencia entre coaching y mentoring.

En el mentoring o mentoría la relación entre el mentor y la persona (o aprendiz) es clara: el mentor enseña, transmite su conocimiento y experiencia y, la persona lo aplica y aprende de ello. Aunque esto no quiere decir que la persona que recibe la mentoría tenga que ser un mero oyente, ésta también suele tener un rol activo.

La base principal en la que se desarrolla una sesión de mentoring es la enseñanza y el trabajo guiado. Es decir, una persona trasmite un conocimiento y la otra lo recibe y lo aplica. Por lo que, en la sesión el mentor enseña, aconseja, guía y ayuda a la persona (mentee) en el desarrollo de alguna capacidad o habilidad, sobre todo, para conseguir algún objetivo laboral. Por lo tanto, la persona (mentee o aprendiz) aprende principalmente en base a la experiencia del mentor. Dicho de otro modo, el mentor potencia los conocimientos de la otra persona a partir de los suyos propios.

Por otro lado, el coach en una sesión en general va a acompañar a la persona a que identifique cuál es el problema, qué es lo que quiere conseguir y qué recursos tiene para conseguir aquello. Se trata más de un proceso de reflexión y descubrimiento personal, y no de un psicoanálisis ni de un apoyo emocional, que es por ejemplo lo que diferencia al coaching de la psicología.

En conclusión

La diferencia entre coaching y mentoring es principalmente que en el coaching existe una relación de iguales con el cliente. El coach no se posiciona como alguien que sabe más que la persona sobre su vida. Sin embargo, el mentor si tiene un conocimiento y una experiencia en un área concreta.  

El coach no es un experto en un área en particular, por lo que, no ayuda a la persona dando consejos ni proponiendo soluciones. Un coach es un especialista en saber cómo acompañar a una persona a que encuentre sus motivaciones, recursos y soluciones, interviniendo lo menos posible en ese proceso.

Encuentra más en la sección de coaching.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio