Los beneficios del coaching: conoce sus ventajas y desventajas

beneficios-del-coaching
francisco-carabantes

Los principales beneficios del coaching tienen relación con acompañar a las personas a replantear su forma de ver las cosas para que, por sí mismas, desarrollen una mirada más útil de su situación. Esto a su vez potencia la autogestión y la autonomía, y les permite descubrir sus verdaderas motivaciones y recursos.

Los beneficios que aporta esta disciplina pueden ser variados, pero dependerán también de las necesidades cada persona y del contexto y de la forma en que se aplique dicho proceso de coaching. Sin embargo, el beneficio principal es que la persona descubre y aprende por sí misma a ser la gestora de su propio cambio.

Es importante mencionar que el coaching es un proceso de ayuda que se ha venido desarrollando hace solo unas pocas décadas, por lo que no está del todo asentada como una práctica profesional como tal.

Sin embargo, cuando se respeta y se aplica de manera adecuada la esencia no directiva del coaching, esta se vuelve una disciplina que entrega resultados concretos, consistentes y en corto plazo. Y esto se debe a que es un proceso que está fuertemente orientado a las soluciones y a los cambios.

¿Qué es lo que aporta un proceso de coaching?

El coaching se puede aplicar en las distintas áreas de la vida de las personas, ya que éste tiene como fin el desarrollo o el crecimiento personal de estas. A continuación, encontrarás los principales beneficios que esta disciplina aporta a las personas.

Definición de objetivos

Prácticamente uno de los primeros beneficios del coaching en la persona es que la acompaña a definir sus objetivos. Y esto significa, definir de manera concreta, realista y específica qué es lo que quiere cambiar y qué está necesitando conseguir. Esto otorga un mayor sentido de dirección, facilita la toma decisiones y permite centrarse en las soluciones en vez de los problemas.

Conciencia de lo que te limita

Algo que está muy relacionado con el objetivo es el problema, ese conflicto o dificultad que puedes estar teniendo actualmente. El coaching no se centra en el problema, pero si lo tiene en cuenta como punto de partida para conseguir los objetivos.

Tener conciencia de lo que te limita significa ver la situación que no te gusta de una forma más concreta y objetiva. Es decir, ver el problema sin distorsionarlo ni exagerarlo, verlo de una forma útil.

Así como es importante ser consciente de lo que quieres conseguir, también es importante ser consciente de aquello que te lo impide.

Nueva perspectiva

Al ser una disciplina centrada en las soluciones, uno de los beneficios del coaching es que fomenta el descubrimiento de nuevas alternativas, de nuevas opciones. Y esto consiste en mirar más allá de esas «barreras mentales» para centrar la atención en lo que es realmente potenciador y movilizador. Esto te permite desarrollar nuevos puntos de vista para encontrar nuevas formas de abordar y superar las dificultades.

Empoderamiento

El coaching no genera dependencia, ya que fomenta la autonomía y los propios recursos de las personas. Aunque empoderamiento es un término bastante utilizado, es útil para referirnos a otro de los beneficios del coaching. Y tiene que ver principalmente con fortalecer las capacidades y los recursos de las personas.

Al basarse en preguntas, el coaching te ayuda a descubrir por ti mismo tus propias motivaciones, recursos y soluciones. Y esto genera un empoderamiento porque eres tú mismo el que desarrolla sus capacidades, encuentra opciones, toma decisiones y genera cambios en su vida.

Gestión emocional

Muchas veces nos vemos en situaciones en que las emociones nos sobrepasan o nos dominan y nos llevan a actuar de una forma no deseada. Empeorando nuestras relaciones o impidiéndonos conseguir determinadas cosas.

El coaching no es terapia ni es un tratamiento psicológico. Por lo que, este no aborda las emociones en un sentido clínico ni terapéutico, sino en función del objetivo que se quiera alcanzar.

El coaching te ayudará a gestionar de manera más consciente, no solo tus emociones sino también los pensamientos que propician dichas emociones. Y como consecuencia esto te permitirá gestionar de forma más equilibrada dichos estados emocionales.

Confianza en sí mismo

La confianza se suele asociar comúnmente con las acciones. Sin embargo, esta no pasa por lo que seamos capaces o no de hacer, sino por las creencias inconscientes por las que nos dejamos llevar. Y, nuestros actos son más bien el reflejo de esas creencias.

En este sentido, una conversación de coaching te ayudará a ampliar el punto de vista que tienes de ti mismo para cambiar o gestionar de mejor manera esas creencias.

Un coaching más centrado en la persona y no tan centrado en definir planes de acción te portará el espacio para identificar y gestionar de manera útil aquellas ideas que afectan tu confianza personal.

Valores y motivación

Otro de los beneficios del coaching en las personas tiene que ver con conectar con los auténticos valores y motivaciones que estas tienen.

Los valores los podemos entender como aquello que consideras importante o fundamental que esté presente en tu vida. Y en este sentido el coaching te será de utilidad para descubrir aquello que te lleva a inclinarte hacia unas cosas por sobre otras.

Todo esto te permite tomar decisiones y actuar de forma más consciente y efectiva, ya que tus acciones estarán más alineadas con tus verdaderos valores y motivaciones.

Mejorar la comunicación

A nivel relacional, el coaching es muy útil para mejorar la comunicación en las relaciones.

Una mejor manera de comunicarse facilita y/o fortalece la relación con los demás. Poder expresarse en buenos términos, desde el respeto, sobre todo en situaciones difíciles, fomenta siempre un buen ambiente entre las personas.

La comunicación es más bien el reflejo de un estado interior. Y el coaching puede ayudar a identificar y resolver aquellos conflictos internos que impiden una buena comunicación.

Esto indudablemente permitirá gestionar de mejor manera la interacción y convivencia con otros. Por ejemplo, ayudar a que un directivo no solo se comunique desde una posición de autoridad, sino que permita el diálogo y la opinión de sus empleados.

Gestión de conflictos

Cuando surgen los conflictos entre las personas se debe, principalmente, a la incapacidad para llegar a acuerdos, por ejemplo, por diferencias de opinión.

En este sentido, otro de los beneficios del coaching es ayudar a que las personas encuentren una forma útil de afrontar y gestionar sus diferencias. Ya sea una relación de pareja, entre padre e hijo, una relación laboral, etcétera, con el coaching encontrarás tus propios recursos para gestionar aquello.

Integrar valores compartidos

Aunque esto es útil en casi cualquier relación, es muy útil para mejorar, por ejemplo, una relación de pareja. Ya que, esto les permitirá saber desde dónde se están relacionado y qué es lo que están compartiendo como pareja a un nivel más profundo.

Un proceso de coaching facilitará el espacio para que los integrantes reconozcan lo que es importante y fundamental para cada uno, y a su vez, encuentren su propia manera para integrar aquello en el día a día.

Autoconocimiento

El autoconocimiento en el coaching no pasa por un análisis de la personalidad o algo similar, sino más bien por el descubrimiento de capacidades, recursos y motivaciones. Es decir, mediante la propia reflexión se produce un saber o un conocimiento en el que la persona reconoce aspectos de sí misma que le permiten resolver o superar la situación en la que se encuentra.

En este sentido podemos decir que todos los beneficios anteriores aportan, de una u otra manera, un mayor autoconocimiento.

Ventajas y desventajas del coaching

Aunque un proceso de coaching puede ser muy útil y beneficioso en todos los ámbitos de la vida de las personas, también es cierto que este tiene sus ventajas y desventajas.

El coaching bien entendido y bien aplicado puede llegar a aportar muy buenos resultados. Sin embargo, el hecho de ser una disciplina relativamente nueva, que todavía está en desarrollo conlleva ciertas desventajas.

Ventajas

Proceso orientado al cambio personal

Una de las principales ventajas del coaching es que es un proceso de ayuda mucho más orientado al cambio personal, a que la persona descubra y tome conciencia por sí misma.

Esto se define como no directividad, lo cual se traduce en una conversación basada en preguntas en la cual el coach no le transfiere conocimiento a la persona, ni tampoco emite juicios sobre lo que esta plantea.

Esto permite que la persona descubra, tome conciencia y aprenda de forma más rápida y fluida, ya que el coach no interfiere en el proceso de descubrimiento de su cliente, sino que lo facilita.

El coaching está más orientado a las soluciones

Otra de las ventajas del coaching es que está más enfocado en las soluciones que en los problemas.

Aunque busca identificar el problema o la dificultad de la persona, está más enfocado en que ésta se cuestione su punto de vista y encuentre motivaciones, recursos y nuevas opciones y soluciones.

Procesos más breves y efectivos

Debido a que el coaching está más centrado en que la persona encuentre soluciones potenciando sus propios recursos, es que los procesos se vuelven más breves y efectivos.

Se suelen conseguir resultados sin la necesidad de largos procesos, ya que el coaching se enfoca en potenciar las capacidades de la persona, a la vez que la acompaña a que desarrolle un punto de vista que le sea más útil.

Hay que mencionar también que los procesos son más breves porque en el coaching no se trata ningún tipo de enfermedad ni trastorno psicológico.

No genera dependencia

Otra de las ventajas es que el coaching no genera dependencia en la persona. Al ser un proceso de ayuda fundamentalmente no directivo este fomenta la propia reflexión, el autodescubrimiento y la autogestión.

Esto permite que durante el proceso la persona por sí misma potencie su independencia y autonomía, y desarrolle sus recursos para abordar su situación personal.

Desventajas

Desconocimiento sobre el coaching

Una de las principales desventajas que tiene el coaching tiene que ver con la confusión o la falta de información con respecto a lo que es el coaching y para qué sirve.

El problema es que esta confusión no solo está presente en las personas comunes y corrientes, sino también en los propios coaches, escuelas y asociaciones profesionales de coaching. Esto tiene que ver, en parte, por lo que mencionaba anteriormente de que el coaching es todavía una disciplina en desarrollo.

El coaching no está regulado

Otras de las desventajas es que, actualmente, el coaching no está regulado ni está reconocido por ningún estado como una profesión. Por lo que, es una disciplina que no está normada por ninguna entidad estatal.

El coaching no es una profesión oficial

Al no estar el coaching reconocido por algún estado u organismo estatal, esta no es una profesión oficial.

Entendiendo como oficial: aquello que emana de la autoridad del estado.

El coaching es todavía una disciplina relativamente nueva, por lo que no se ha asentado del todo como una profesión como tal. Y esto muchas veces lleva a un uso inadecuado del término.

Como no hay nada realmente oficial acerca del coaching, no hay nadie que esté realmente autorizado o desautorizado para impartir esta disciplina. Es por esto que, cualquier persona puede decir que «es» coach y que «hace» coaching.

El coaching no tiene un título oficial

Otra de las desventajas del coaching es que tanto las formaciones y las titulaciones no son oficiales. Como el coaching no es una profesión reconocida ni regulada por un estado, tampoco son oficiales sus formaciones y titulaciones.

Actualmente, todas las titulaciones del coaching son privadas, no existe una formación y una titulación avalada por un estado. Por lo tanto, quien certifica y avala dichas titulaciones es una entidad privada o particular.

Malas prácticas

En relación a lo anterior, otra desventaja del coaching es que se puede caer fácilmente en malas prácticas debido al desconocimiento y a la falta de regulación.

Un proceso de coaching se puede volver un mero entrenamiento en el que la persona solo recibe instrucciones sobre lo que tiene que hacer, y no se potencia su propio aprendizaje y toma de conciencia.

Se puede volver también un proceso superficial con poca o nula capacidad para generar cambios significativos en la persona. O también, puede derivar en prácticas manipulativas e incluso dañinas.

En conclusión

Aunque en la actualidad el coaching está bastante desarrollado en el mundo con escuelas, asociaciones y federaciones que imparten coaching de calidad. Hay que tener en cuenta que este todavía no está asentado del todo como una profesión, y no tiene un reconocimiento ni una regulación estatal.

Por otro lado, el coaching es otra alternativa más dentro del mercado de los procesos de ayuda, en ningún caso es un sustituto o un reemplazante de otros procesos como la terapia, la asesoría o la consultoría.


Otras personas también han leído:

Encuentra más en la sección de coaching.