Beneficios del coaching: cuáles son y en qué nos ayudan

beneficios-del-coaching

francisco-carabantes

Los beneficios del coaching tienen relación con acompañar a las personas a replantear su forma de ver las cosas para que, por sí mismas, desarrollen una mirada más útil de su situación. Esto a su vez potencia la autogestión y la autonomía, y les permite descubrir sus verdaderas motivaciones y recursos.

¿Cuáles son los beneficios del coaching? Estos son los principales beneficios:

  • Definir objetivos concretos
  • Identificar el problema
  • Desarrollar una nueva perspectiva
  • Fomentar el empoderamiento
  • Mejorar la gestión emocional
  • Fortalecer la confianza en sí mismo
  • Identificar valores y motivaciones
  • Resolver conflictos de manera efectiva

Ten en cuenta que los beneficios que aporta esta disciplina pueden ser variados, y dependerán de las necesidades cada persona. Además, el coaching puede entregar buenos resultados en las distintas áreas de la vida de las personas.

Por lo que, cuando el coaching es bien entendido y se aplica de la manera adecuada, se vuelve una disciplina que entrega resultados concretos, consistentes y en el corto plazo. En el artículo las ventajas y desventajas del coaching podrás conocer más sobre las bondades, pero también los inconvenientes que tiene esta disciplina.

A continuación, podrás conocer más en detalle los beneficios del coaching y qué significa cada uno de estos.

Definir objetivos concretos

Prácticamente uno de los primeros beneficios del coaching es que te acompaña a definir tus objetivos. Y esto significa, definir de manera concreta, realista y específica qué es lo que quieres cambiar y qué estás necesitando conseguir. Esto te brinda un mayor sentido de dirección, facilita la toma decisiones y te permite centrarte en las soluciones en vez de los problemas.

En el artículo los beneficios del coaching personal o life coaching podrás conocer más en detalle los beneficios que aporta esta disciplina a las personas.

Identificar el problema

Algo que está muy relacionado con el objetivo es el problema, ese conflicto o dificultad que puedes estar teniendo actualmente. El coaching no se centra en el problema, pero sí lo tiene en cuenta como punto de partida para conseguir los objetivos.

Tener conciencia de lo que te limita o te bloquea te ayuda a ver la situación problemática de una forma más concreta y objetiva. Es decir, ver el problema sin distorsionarlo ni exagerarlo, verlo de una forma útil.

Así como es importante ser consciente de lo que quieres conseguir, también es importante ser consciente de aquello que te lo impide, ya que no puedes resolver algo si no eres consciente de ello.

Desarrollar una nueva perspectiva

Al ser una disciplina centrada en las soluciones, otro de los beneficios del coaching es que fomenta el descubrimiento de nuevas alternativas, nuevas opciones. Y esto consiste en mirar más allá de esas «barreras mentales» para centrar la atención en lo que es realmente potenciador y movilizador. Esto te permite desarrollar nuevos puntos de vista para encontrar nuevas formas de superar las dificultades y conseguir tus objetivos.

Fomentar el empoderamiento

El coaching no genera dependencia, ya que fomenta la autonomía y los propios recursos de las personas. Aunque el empoderamiento es un término bastante utilizado, es útil para referirnos a otro de los beneficios del coaching. Este tiene que ver principalmente con fortalecer las capacidades y los recursos de las personas.

Al basarse en preguntas, el coaching te ayuda a descubrir por ti mismo tus propias motivaciones, recursos y soluciones. Y esto genera un empoderamiento porque eres tú mismo el que desarrolla sus capacidades, encuentra opciones, toma decisiones y genera cambios en su vida.

Mejorar la gestión emocional

Muchas veces nos vemos en situaciones en que las emociones nos sobrepasan o nos dominan y nos llevan a actuar de una forma no deseada. Empeorando nuestras relaciones o impidiéndonos conseguir determinadas cosas.

El coaching no es terapia ni es un tratamiento psicológico, y esa es una de las diferencias entre coaching y psicología. Por lo que, este no aborda las emociones en un sentido clínico ni terapéutico, sino en función del objetivo que se quiera alcanzar.

El coaching te ayudará a gestionar de manera más consciente, no solo tus emociones, sino también los pensamientos que propician dichas emociones. Y como consecuencia esto te permitirá gestionar de forma más equilibrada dichos estados emocionales.

Fortalecer la confianza en sí mismo

La confianza se suele asociar comúnmente con las acciones, sin embargo, esta no pasa por lo que seamos capaces o no de hacer, sino por las creencias inconscientes por las que nos dejamos llevar. Y, los actos son más bien el reflejo de esas creencias.

En este sentido, una conversación de coaching te ayudará a ampliar el punto de vista que tienes de ti mismo para cambiar o gestionar de mejor manera esas creencias.

Un coaching más centrado en la persona, y no tan centrado en definir planes de acción, te aportará el espacio para identificar y gestionar de manera útil aquellas ideas que afectan tu confianza personal.

Identificar valores y motivaciones

Otro de los beneficios del coaching en las personas tiene que ver con conectar con los auténticos valores y motivaciones que estas tienen.

Los valores los podemos entender como aquello que consideras importante o fundamental que esté presente en tu vida. Y en este sentido el coaching te será de utilidad para descubrir aquello que te lleva a inclinarte hacia unas cosas por sobre otras.

Conectar con tus valores no solo te permitirá definir mejor tus objetivos, sino también, tomar decisiones y actuar de forma más consciente y efectiva, ya que tus acciones estarán alineadas con lo que realmente valoras y te motiva.

Resolver conflictos de manera efectiva

Cuando surgen los conflictos entre las personas se debe, principalmente, a la incapacidad para llegar a acuerdos, por ejemplo, por diferencias de opinión.

En este sentido, otro de los beneficios del coaching es ayudar a que las personas encuentren una forma útil de afrontar y gestionar sus diferencias. Ya sea una relación de pareja, entre padre e hijo, una relación laboral, etcétera, con el coaching encontrarás tus propios recursos para gestionar y resolver los conflictos de forma más consistente.

En conclusión

Aunque los beneficios del coaching pueden ser múltiples, es importante tener en cuenta que este es otra alternativa más dentro del mercado de los procesos de ayuda. Y, así como esta disciplina puede ser útil o beneficiosa para unas personas, también puede no serlo para otras. Por lo que, el coaching en ningún caso es un sustituto o un reemplazante de otros servicios como la psicoterapia, la asesoría o la consultoría.


Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección de coaching.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio