Qué es una sesión de coaching

que-es-sesion-coaching

francisco-carabantes

La sesión de coaching es una conversación en la que existe una relación de iguales entre el coach y el cliente (coachee), es decir, el coach no asume el rol de experto en la vida de la persona. El coach sabe (o reconoce) que la persona es la única responsable de lo que le ocurre en su vida, y sabe que ella es, finalmente, la única capaz de mejorar su situación o su vida.

Es por esto que la sesión de coaching es una conversación en la que el coach ayuda a la persona, mediante preguntas, a que esta sea consciente por sí misma de sus motivaciones, recursos y soluciones. Para conocer más sobre el rol que desempeña un coach, puedes profundizar leyendo el artículo qué es y qué hace un coach.

Por lo tanto, la sesión de coaching no es una orientación, una asesoría o una terapia, sino un acompañamiento en el que una persona reflexiona por sí misma y se cuestiona su propia mirada de las cosas. De esta manera, puede ampliar su perspectiva y encontrar los recursos que ya están en ella, pero que habían quedado ocultos producto de una visión limitada de las cosas.

En qué consiste una sesión de coaching

Las sesiones de coaching consisten en una conversación en la que la persona (coachee) plantea su situación y reflexiona sobre ésta definiendo lo que quiere cambiar y conseguir. Y el coach le ayudará en ese proceso de indagación y reflexión mediante preguntas hechas sobre una base metodológica, la cual puede utilizar métodos como el conocido Modelo GROW.

En ese proceso de descubrimiento la persona irá encontrando ciertas “barreras mentales” y el coach le ayudará a que se cuestione dichas barreras, y así descubra nuevos caminos, más útiles y que le permitan superar esas dificultades y conseguir sus objetivos.

Entonces, las sesiones de coaching, por un lado, te ayudarán a reflexionar más profundamente para que replantees tu mirada actual de las cosas. Y, por otro lado, las sesiones te ayudarán a ampliar tu punto de vista para encontrar tus auténticas motivaciones, nuevas opciones y desarrollar tus recursos, y así resolver la situación de una forma consistente.

Estructura de una sesión de coaching

En el coaching existen distintas metodologías, por lo que, también existen distintas maneras de estructurar y de llevar a cabo una sesión. Sin embargo, podemos establecer una estructura más o menos general en la cual se basan las distintas sesiones de coaching.

Estructura de una sesión de coaching personal

En el coaching personal podemos encontrar tres grandes etapas por las que atraviesan las sesiones, y por lo tanto las conversaciones. Además, si quieres profundizar más al respecto, puedes leer el artículo sobre qué es y en qué consiste el coaching personal.

Etapa de reflexión

Las conversaciones de coaching suelen iniciar con:

  • La exploración de tu situación actual
  • Identificar el conflicto o problema
  • Definir lo que quieres conseguir (objetivo)

Etapa de descubrimiento

Luego, producto de la reflexión e indagación suelen producirse descubrimientos o una toma de conciencia en la persona. Y esto consiste principalmente en:

  • Reconocimiento de capacidades
  • Desarrollo de recursos
  • Descubrimiento de nuevas opciones o alternativas

Etapa de cambio personal

Producto de lo anterior, la conversación de coaching permite a la persona:

  • Ampliar el punto de vista
  • Cambio interior (mejor gestión personal)
  • Concreción de acciones que permitan alcanzar o acercarse al objetivo

Estructura de una sesión de coaching ejecutivo

En cuanto a las sesiones de coaching ejecutivo podemos definir las siguiente estructura en la que se basan las sesiones.

Objetivo

En esta etapa se suelen definir tanto un objetivo de desempeño como un objetivo final (medio o largo plazo).

Situación actual

En esta etapa de la conversación se busca tener una idea clara de cuál es la situación en la que se encuentra el ejecutivo o el directivo, y así enfocar mejor los objetivos.

Alternativas

En esta etapa el coach acompaña el ejecutivo a que descubra y amplíe su perspectiva de la situación, y de esta manera, encuentre alternativas más útiles.

Acciones

Luego de las etapas anteriores, en esta etapa se definen las acciones que se llevarán a cabo, es decir, aquello que se hará para resolver la situación o conseguir los objetivos.

Por otro lado, en cuanto a las sesiones de coaching grupal la estructura de estas sesiones puede variar, aunque las estructuras antes mencionadas también pueden aplicar.

Este proceso de coaching no solo es útil para ejecutivos, sino también para personas que tienen responsabilidades directivas como, por ejemplo, emprendedores. Si quieres saber más, puedes leer qué es el coaching ejecutivo.

Estas son estructuras generales que grafican cómo suelen ser las sesiones de coaching y qué es lo que suele ocurrir en ellas. Por supuesto, en la práctica esto no es tan estructurado sino mucho más dinámico. Además, las sesiones variarán según el estilo y la metodología que utilice cada coach.

Cuántas sesiones de coaching son necesarias

La cantidad de sesiones necesarias para resolver una situación o conseguir un objetivo es variable, depende de cada persona. No se puede establecer un número fijo o estándar de sesiones, ya que todas las personas son diferentes, por lo que unas necesitarán más sesiones y otras menos.

El número de sesiones está estrictamente relacionado con la duración de los procesos de coaching. Es decir, así como el número de sesiones necesarias es algo variable también lo es la duración del proceso de coaching. Estos varían de una persona a otra y pueden durar desde unas pocas sesiones o unos pocos meses, esto dependerá de lo que vaya surgiendo durante el proceso.

Sin embargo, el coaching es una disciplina que aporta resultados en el corto plazo. Y esta disciplina bien entendida y bien aplicada comienza a entregar resultados desde las primeras sesiones.

Por otro lado, las sesiones suelen durar entre 45 minutos a 1 hora y estas se suelen llevar a cabo semanalmente o cada 15 días.

Formatos de las sesiones de coaching

Existen diferentes formatos a la hora de llevar a cabo una sesión de coaching. Por un lado, éstas pueden ser individuales o grupales. Y, por otro lado, las sesiones se pueden llevar a cabo de forma presencial, online o mediante una llamada telefónica.

¿Una sesión online es igual de efectiva que una sesión presencial?

El coaching es, esencialmente, una conversación en la que el coach te ayuda a descubrir por ti mismo cómo gestionar y resolver la situación en la que te encuentras. Por lo tanto, mientras la conversación se pueda llevar a cabo de buena forma, una sesión online será igual de efectiva que una sesión presencial.

Además, las sesiones online ofrecen mayor flexibilidad, disponibilidad de horarios y comodidad. Es mucho más rápido, sencillo y económico llevar a cabo una sesión online porque solo tienes que conectarte a internet y no necesitas trasladarte a otro lugar. Incluso, si no tienes una computadora puedes utilizar tu teléfono móvil.

Tipos de sesiones de coaching

Es importante mencionar que al hablar de sesiones de coaching estamos hablando de una forma más bien general, ya que las sesiones pueden ser distintas según el contexto en el que se apliquen.

Una sesión de coaching a un directivo para tratar un tema laboral en su empresa no va a ser igual que una sesión de coaching a una persona que quiere resolver un asunto personal. Y esta tampoco va a ser igual que una sesión de coaching para fortalecer la cohesión de un equipo.

Aunque en realidad el método es el mismo en todas sus variantes, este se aplica de diferentes formas según el contexto y las necesidades de quien contrata el proceso de coaching.

Así como existen distintos tipos de coaching también existen distintos tipos de sesiones que varían según el contexto. En este sentido, podemos definir dos contextos principales:

  • Personal
  • Profesional

Y en relación a estos dos contextos, el coaching y las sesiones tienen distintas aplicaciones:

  • Individual
  • Grupal (o equipos)
  • Organizacional

De esta forma, una sesión de coaching puede ser: individual a nivel personal o puede ser grupal a nivel personal (por ejemplo, aplicado a la familia). También puede ser individual a nivel profesional (a un directivo o ejecutivo de una empresa), puede ser profesional a nivel organizacional (los empleados o el departamento de una empresa), etcétera. 

En conclusión

Una sesión de coaching es una conversación en la que el coach ayuda a la persona a aprender y a descubrir por sí misma cómo gestionar y resolver lo que plantea. Y esto es principalmente lo que ocurre en cada sesión de un proceso de coaching, por supuesto, habrá matices o ciertas diferencias en la aplicación.


Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección de coaching.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio