Tipos de coaching – Clasificación y contextos en los que se aplica

tipos-coaching
francisco-carabantes

En este artículo veremos en profundidad qué tipos de coaching existen y de dónde derivan. Y además, qué diferencia hay entre tipos y escuelas y donde se aplican.

Los distintos tipos de coaching provienen de las distintas corrientes y escuelas que se han ido formando y desarrollando a lo largo del tiempo en esta práctica profesional. En el caso del coaching es importante no confundir los tipos de coaching con las escuelas o corrientes de las que estos derivan.

Cuando hablamos de coaching lo hacemos desde un concepto amplio, por lo que, dentro de este se pueden identificar, por un lado, distintas corrientes y escuelas y, por otro lado, podemos encontrar distintos tipos que varían en función del contexto y de las necesidades que se quieran cubrir.

Las principales corrientes del coaching

Antes de conocer cuáles son los tipos de coaching es necesario conocer de dónde estos derivan, para evitar confusiones y conocer cuáles son las diferencias. Y en este sentido, se pueden identificar tres corrientes principales de coaching, cada una de distinto origen geográfico las cuales han experimentado una importante expansión por el resto del mundo.

En Europa encontramos una corriente humanista no directiva, que tiene como referente principal a Timothy Gallwey y a John Whitmore. En Sudamérica encontramos la corriente ontológica, que tiene como referentes principales a Fernando Flores y Rafael Echeverría. Y en Estados Unidos encontramos una corriente más pragmática, que tiene como referente principal a Thomas J. Leonard.

Aunque existen nuevas propuestas de coaching, estas tres líneas o corrientes se pueden considerar como las principales porque en ellas existe una trayectoria y una tradición. Estas tres son las que con el tiempo se han posicionado y tienen un reconocimiento, una historia, un fundamento y una metodología como procesos de ayuda que ha calado en la sociedad. 

Lo que diferencia una de la otra es la metodología que utilizan y la visión que tiene cada una sobre lo que es el ser humano.

Principales escuelas de coaching

Al ser el coaching un término amplio se hace necesario «ponerle un apellido» para diferenciar cuál es la visión y la metodología que tiene uno y otro.

Entonces, podemos decir que existen tres escuelas principales:

1. Coaching americano: Con una filosofía más utilitarista y enfocado más en la consecución de resultados. Este tiene un enfoque más pragmático y en la práctica se suele enfocar más como un entrenamiento hacia la persona (cliente o coachee). Esta escuela suele tener un alto grado de directividad (dirige o guía a la persona).

2. Coaching ontológico: Con un fuerte fundamento filosófico y basado en la ontología del lenguaje. Este no se enfoca solo en la consecución de resultados, sino también en la transformación de la persona. Esta escuela tiene un enfoque más profundo y suele ser menos directiva que la norteamericana.

3. Coaching europeo: Con una filosofía más centrada en los principios que rigen al ser humano. Este busca ayudar a la persona sin contradecir su capacidad de aprendizaje, su capacidad de creer en sí misma y de asumir su responsabilidad. De las tres, esta es la escuela que se suele centrar más en el interior de la persona y en acompañarla en vez de guiarla o dirigirla.

Tener clara esta diferenciación nos permite conocer en general el fundamento en el que se basa cada escuela o corriente, y la manera en la que se va a hacer coaching.

Tipos de coaching que existen: las distintas clasificaciones

En este punto, puede que ya te estés preguntando ¿cuántos tipos de coaching existen? Teniendo como base a estas tres corrientes y escuelas podemos clasificar el coaching, en esencia, de dos formas distintas según la metodología: no directivo y directivo.

clasificacion coaching

Este esquema nos permite ver con claridad que cuando hablamos de tipos de coaching nos referimos más bien a la manera en la que este se aplica. Por lo general, se suele confundir lo que es una escuela y un método con el tipo, cuando el tipo de coaching es la manera en la que esa metodología de coaching se aplicará.

Siguiendo el esquema anterior, por ejemplo, hablar de coaching ontológico es más bien hablar de una escuela, corriente o estilo de coaching. Por lo que, coaching ontológico individual, grupal u organizacional serían los tipos de coaching, es decir, la manera en la que éste se aplicará.

Tipos de coaching en los distintos contextos

Como no se suelen tener en cuenta o no se conocen bien las bases del coaching, a menudo se confunden las bases con el tipo de aplicación que a este se le da. Cuando nos referimos al coaching es importante tener claro que en éste existen distintas líneas o corrientes y que estas tienen distintas formas de aplicación: individual, grupal y organizacional.

Entonces, teniendo claro los distintos tipos de coaching que existen podemos ver que estos se pueden aplicar en distintos contextos, principalmente: personal y profesional.

A continuación, encontrarás nuevas líneas de coaching que han ido surgiendo con el tiempo y que, en mayor o menor grado, se basan en las tres corrientes principales mencionadas al inicio del artículo. Y, a su vez podrás ver que, así como hay distintos tipos de coaching, también estos se pueden aplicar en distintos contextos y dentro de estos contextos, en diversos campos.

Coaching deportivo

Este es un coaching centrado en el desarrollo del potencial o de las habilidades de los deportistas. Aunque tiende a estar más centrado en el deporte competitivo también su aplicación puede estar en contextos no competitivos o amateur. En este ámbito están presentes los distintos tipos de coaching: individual, grupal y equipos y organizacional, y a su vez, estos pueden ser aplicados en un contexto personal y profesional.

Coaching ejecutivo

Este se enmarca dentro del coaching empresarial y está enfocado a los directivos de una empresa, organización o compañía. Aunque en la actualidad este se dirige también a personas que tienen equipos bajo su responsabilidad, autónomos y emprendedores que quieran mejorar su desempeño o capacidad de trabajo.

Se trata de un proceso de acompañamiento sobre cuestiones relacionadas con el trabajo, que se traduce en una relación individualizada y de colaboración entre un ejecutivo y un coach.

Coaching educativo

El coaching educativo va más allá de la mera transferencia de información. Este crea las condiciones necesarias para el aprendizaje y a su vez, para el desarrollo personal. Los distintos tipos de coaching que se pueden aplicar en este ámbito no solo abarca el contexto profesional sino también el personal, como puede ser un coaching educativo orientado a los padres para que estos lo apliquen con sus hijos.

Los tres niveles principales en los que se enfoca esta línea de coaching son:

1. A nivel directivo: enfocado en entregar herramientas o en formar a directivos de centros o instituciones educativas.

2. A nivel docente: enfocado principalmente a que los docentes potencien sus habilidades profesionales y sus procesos de enseñanza. Pero también, la relación y el trabajo en equipo y las habilidades de comunicación.

3. A nivel de alumnos: enfocado a mejorar el proceso de aprendizaje de los alumnos potenciando y descubriendo nuevas habilidades, y teniendo en cuenta que no todos aprenden ni rinden de la misma manera.

Coaching de vida

También conocido como “life coaching”, es básicamente el coaching personal tradicional, pero se le ha denominado así porque va en la línea de abordar los problemas o dificultades cotidianos de la vida personal de las personas, y de esta manera potenciar el bienestar en las distintas áreas de su vida.

Aunque se suele centrar en la persona (individual) también existen otros tipos de coaching en esta línea, por ejemplo grupal y equipos: aplicado a la pareja, a la familia o en un taller para tratar algún tema en particular de forma grupal.

Coaching con PNL

En este se combina el coaching con la programación neurolingüística y analiza a la persona de forma visual, auditiva y kinestésica para ayudarla a resolver un problema o conseguir un objetivo modificando determinadas conductas. En esta línea también existen distintos tipos de coaching que se pueden aplicar.

Coaching sistémico

El coaching sistémico es el que se basa en la teoría general de sistemas en las que no se considera a la persona como un individuo aislado sino como parte de un sistema.

Coaching cognitivo

Las bases teóricas de esta línea de coaching derivan de dos técnicas cognitivo-conductuales: el entrenamiento en resolución de problemas y la terapia cognitivo-conductual.

Este se aplica en personas sin patología clínica o en personas con bajos niveles de patología y altos niveles de funcionalidad para ayudarlas a conseguir sus objetivos. Consiste en una intervención delimitada en el tiempo, centrada en el presente y orientada a la resolución de problemas en situaciones de bloqueo emocional, psicológico o conductual.

En conclusión

Como puedes ver existe una diferencia a la hora de hablar de coaching y de tipos de coaching. Hablar de coaching europeo, ontológico, deportivo, educativo, etcétera hace referencia a una corriente o escuela, y dentro de esa corriente existen distintos tipos de aplicación en las que se puede llevar a cabo esa línea de coaching, y a su vez, esto se puede aplicar en distintos contextos y campos.


Otras personas también han leído:

Encuentra más en la sección de coaching.