Cómo certificarse como coach

como-certificarse-como-coach

francisco-carabantes

Certificarse como coach implica el desarrollo de distintas competencias por parte del alumno y, el cumplimiento de distintos requisitos que se exigen durante el proceso formativo por parte de la escuela o institución en la que se realiza la formación.

Debes saber que, en estricto rigor, no existe una certificación oficial de coaching, lo que existen son certificaciones o titulaciones privadas que no están realmente normadas o reguladas por un ente gubernamental o por un estado.

Por lo que, el certificado de coach lo que hace es brindar mayor seriedad y respaldo al coach, pero en estricto rigor no es necesario el certificado para ejercer como coach. No es necesario en el sentido de que no es una obligación legal, pero siempre lo recomendable es tenerlo, porque es lo que finalmente corrobora que tienes estudios o una formación en coaching.

Qué se necesita para certificarse en coaching

La certificación en coaching está ligada a la escuela o a la institución que imparte la formación, es esta la que otorga el certificado o el diploma de coach. Por lo que, para certificarse en coaching evidentemente primero necesitas tener estudios o haber recibido una formación en alguna escuela o centro.

Sin embargo, hay que mencionar que el coaching no es una profesión oficial, y aunque es una práctica o una disciplina que se ha profesionalizado bastante, esta no está reconocida ni regulada. Es por esto que, las certificaciones o los títulos de coaching que se entregan, por un lado, son diferentes en cada institución y por otro, son certificaciones privadas. Es decir, son certificaciones avaladas por la propia institución que las emite y/o por federaciones o asociaciones de coaching nacionales o internacionales, todas ellas privadas.

Entonces, para certificarte como coach básicamente deberás seguir los siguientes pasos:

1. Hacer algún tipo de formación en coaching.

  • Por lo general, a lo largo de la formación la escuela o institución de coaching te pedirá cumplir con distintas tareas y trabajos, además de realizar sesiones de práctica supervisadas en las que recibirás algún tipo de mentoría para saber qué debes mejorar. Si quieres realmente ejercer como coach, lo recomendable es hacer una formación de al menos 1 año. Puedes leer el artículo cómo ser coach para conocer más al respecto.

2. Realizar un examen final.

  • Luego de terminar dicha formación, es decir, cumplir con los requisitos que se exigen durante el proceso formativo, tendrás que aprobar un examen final. Por lo general, este consiste en la realización de una sesión de coaching real. Y para aprobar, básicamente tienes que saber aplicar lo que aprendiste en la formación.

3. Certificado de coaching.

  • Una vez que apruebas el examen final, cumpliendo con los requisitos o estándares que exige la escuela o institución en cuestión, esta deberá entregarte el certificado de coaching en el que se acredita o corrobora que has realizado y aprobado dicha formación en coaching.

4. Certificarse en alguna asociación o federación de coaching.

  • El siguiente paso sería el de certificarse como coach ante alguna asociación o federación de coaching, aunque esto es opcional, ya que con la certificación de la escuela en la que te formaste ya puedes ejercer como coach. Una de las Federaciones más conocidas es la ICF (International Coach Federation), si quieres saber más al respecto puedes leer el artículo cómo obtener la certificación de ICF.

En resumen, lo primero es realizar algún tipo de formación en coaching y aprobar el examen final para poder certificarse como coach, y con dicho certificado ya puedes hacer coaching. Luego, si deseas darle más seriedad y respaldo a tu formación y certificación puedes optar por certificarte en alguna de las asociaciones de coaching, por ejemplo, una de las más conocidas es la ICF, aunque esto es opcional.

En coaching existen las asociaciones y federaciones de coaching nacionales e internacionales, que son instituciones privadas que se encargan de “regular” el coaching estableciendo ciertos estándares. Y estas certifican tanto programas formativos de coaching como a los propios coaches.

El proceso de certificación en coaching consiste en que, primero te certificas como coach en la escuela que te brinda la formación. Y segundo, si lo deseas, puedes certificarte con alguna asociación o federación nacional o internacional de coaching, el cual es un trámite aparte o independiente. Por lo general, este proceso es el mismo en todas las escuelas de coaching.

Ten en cuenta que…

Al ser una disciplina todavía en desarrollo, el coaching no está regulado ni reconocido como una profesión como tal. Por lo que, la formación que se ofrece puede variar bastante de una escuela o institución a otra. Puedes encontrar cursos de un día o de un fin de semana hasta formaciones de dos años.

Es por esto que, estar certificado no significa necesariamente que estés en condiciones de hacer coaching, porque, no es lo mismo hacer un curso de un fin de semana que hacer una formación en coaching de dos años. Una cosa es estar certificado como coach, es decir, tener un certificado o un diploma. Y otra cosa es saber realmente hacer coaching, es decir, ayudar a un cliente (o coachee) a resolver un problema o conseguir un objetivo mediante la metodología del coaching.


Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección formación en coaching.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio