Beneficios de un proyecto de vida: por qué hacer un plan de vida

beneficios-proyecto-de-vida

francisco-carabantes

Los beneficios de un proyecto de vida son variados y tienen una consecuencia directa en la persona, por lo que, el principal beneficio es mejorar la calidad de vida. Por supuesto, los beneficios pueden ser variados y dependerá de cada persona, de lo que cada una se plantee y de cuán comprometida esté con dicho proyecto.

Ten en cuenta que los beneficios de hacer un plan de vida no vienen por sí solos, no basta solo con hacer dicho proyecto, tienes que llevarlo a cabo y hacer las modificaciones que se requieran lo largo del tiempo para ir adaptándolo a tu realidad.

Veamos a continuación cuáles son los beneficios de tener un proyecto de vida, para que descubras por qué hacer un proyecto de vida es beneficioso.

Responsabilizarte por tu bienestar

Uno de los principales beneficios de un proyecto de vida es el de responsabilizarte por tu bienestar.

Al desarrollar un proyecto de vida estás asumiendo la responsabilidad de tu propio bienestar, ya que asumes la responsabilidad de lo que ocurre en tu vida. Cuando estableces un plan de vida estás adquiriendo un rol más activo en ella, por lo que te vuelves más responsable de la manera en la que interactúas con el mundo.

Esto significa que, eres más consciente de la forma en que respondes ante lo que ocurre en tu vida, pero también eres más consciente, y por lo tanto, responsable del rumbo en el que quieres llevar tu vida. Este es un proceso en el que básicamente estás tomando las riendas de tu vida.

Mayor autoconocimiento

Otro de los beneficios de tener un proyecto de vida tiene que ver con el autoconocimiento.

Cuando defines tu proyecto de vida adquieres un mayor autoconocimiento, ya que este proceso de proyección y planificación requiere de un grado importante de reflexión e introspección. Tener una mayor conciencia de tu realidad, pero también de tus cualidades personales, es muy beneficioso para luego definir metas y tomar decisiones.

Desarrollar un proyecto de vida te permitirá conocer principalmente tus cualidades o talentos y, tus necesidades y motivaciones, es decir, las características personales que te aportarán mayor satisfacción y éxito en la vida.

Mayor sentido de dirección

Otro de los beneficios de establecer un plan de vida es que te aporta un mayor sentido orientación y dirección.

Con un proyecto de vida puedes poner en orden las distintas áreas de tu vida ya que este te permite proyectarte, anticipar y organizar en base a metas y objetivos claros, concretos y definidos en el tiempo.

Al tener un mayor autoconocimiento, puedes definir mejor qué es lo que quieres cambiar o conseguir en tu vida en base a tus características personales. Esto no solo te permite delinear mejor la dirección que le quieres dar a tu vida, sino que te aporta un mayor grado de orientación cuando surgen dificultades o inconvenientes, y así tomar mejores decisiones.

Te sientes más realizado

El poder planificar y organizar tu vida te aporta sin duda una mayor realización personal, ya que al estar más conectado con tu interior, con lo que te aporta bienestar y satisfacción, tu vida se desarrolla en base a ello. Entonces, generas una mayor coherencia entre lo que piensas, sientes y haces.

Además, el hecho de planificar y poner en orden tu vida conlleva a que seas más capaz de dirigir tu vida, responsabilizarte por tu bienestar, lo cual te aporta un mayor sentido de realización, de que estás haciendo lo que te hace sentir a gusto, completo, satisfecho.

acertar en tu proyecto de vida
proyecto personal de vida

Hábitos más saludables

Todo lo mencionado anteriormente conlleva de una u otra manera a que desarrolles hábitos de vida más saludables o constructivos. Es muy difícil que una persona responsable de su bienestar, con un buen grado de autoconocimiento y que se siente mayormente realizada, genere hábitos poco saludables o nocivos para sí misma.

Al ser más consciente de tus necesidades, valores y motivaciones desarrollas hábitos o patrones de comportamiento más saludables, que fomentan y no limitan dichas necesidades y motivaciones. Además, desarrollas hábitos que fomentan o facilitan la consecución de tus objetivos.

Por ejemplo, un hábito mental muy común es la negatividad o el pesimismo, pero cuando te enfocas en lo que te aporta bienestar y satisfacción en las distintas áreas de tu vida, comienzas a desarrollar hábitos mentales más constructivos. Dejas de lado creencias que te limitan y desarrollas un estado interior más optimista hacia la vida.

Mejoras la toma de decisiones

Otro de los beneficios de un proyecto de vida es que mejoras la toma de decisiones.

La claridad que te aporta el planificar y organizar tu vida en base a tus propias cualidades, necesidades y metas, sin duda que te aporta una mejor autogestión y mayor autonomía en general.

Puedes tomar mejores decisiones porque eres más consciente de lo que buscas o de lo que te aporta bienestar, pero también puedes cambiar tus decisiones más rápida y fácilmente, cuando es necesario, sin quedarte en la testarudez, en el castigo o en el lamento por haberte equivocado.

Conectas con tus valores y motivaciones

Reconocer tus valores y motivaciones es otro de los beneficios de tener un proyecto de vida.

Al ser un proceso que implica autoconocimiento, el proyecto de vida te permite conocer mejor cuáles son tus valores y motivaciones más íntimas.

Los valores y las motivaciones personales son uno de los elementos importantes que conforman un proyecto de vida, ya que hacen referencia a lo que consideras valioso, importante y motivador en esta. Y cuando eres consciente de esto todo lo demás se vuelve más fácil o fluido, porque te mueves desde lo que te aporta bienestar y satisfacción a un nivel profundo.

Entonces, te es más fácil definir metas, objetivos, tomar decisiones, ya que tienes más claro lo que deseas. Te relacionas con personas más afines a ti, ya que tienes claro lo que valoras, lo que es importante, lo que es prioritario y lo que no transas.

Desarrollas tus habilidades y talentos

Si te estás preguntado ¿por qué hacer un proyecto de vida? Este es beneficioso porque se transforma en una herramienta muy útil para el reconocimiento y desarrollo de talentos o habilidades.

Gracias a un mayor autoconocimiento puedes identificar o reconocer cuales son tus talentos, habilidades o destrezas. Pero también, este plan de vida te ayuda a poner en práctica esos talentos al definir metas y objetivos a cumplir. Es decir, cuando vas alcanzando tus metas vas, a la vez, poniendo en práctica tus habilidades o talentos.

Al fin y al cabo, realizar un proyecto de vida tiene mucho que ver con el desarrollo o fortalecimiento de tus cualidades personales, es por esto que este plan de vida se lo puede considerar como una herramienta para el desarrollo personal.

Aumenta la autoestima

Otro de los beneficios de un plan de vida es que aumenta tu autoestima.

En este proceso de proyección y planificación de tu vida también se ve beneficiada la autoestima. Así como vas desarrollando tus talentos o habilidades también vas fortaleciendo la autoestima.

Al ir consiguiendo tus metas, alcanzando distintos logros en tu vida vas fortaleciendo o mejorando esa percepción y valoración que tienes de ti mismo. Te sientes más capaz, más confiado, más a gusto y la percepción que tienes de las cosas mejora o se vuelve más constructiva. Por lo que, dejas de lado la excesiva autocrítica, la tendencia a la negatividad, el pesimismo o la desvalorización.

como empezar proyecto de vida
familia acciones educativas promover proyecto vida

Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección desarrollo personal.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio