Qué es un bloqueo mental: conoce sus causas y síntomas

que-es-bloqueo-mental

francisco-carabantes

Un bloqueo mental es un fenómeno psicológico que actúa como un mecanismo de defensa ante situaciones que consideramos agobiantes, estresantes o dolorosas. Este mecanismo consiste en la supresión o represión de determinados pensamientos y emociones, y se experimenta básicamente como una dificultad para pensar con claridad y actuar como se desea.

El bloqueo mental puede ser algo puntual y breve, como cuando se va a rendir un examen o hablar en público, o, puede durar varios meses o años, como cuando se vive algo traumático. En este sentido, un bloqueo mental puede surgir principalmente ante una situación de estrés o ansiedad o ante una situación compleja para nosotros en la que no contamos con los recursos personales para gestionarla.

Por otro lado, un bloqueo mental no es algo malo en sí, sino más bien es una señal de alarma a la que tenemos que poner atención. Este tipo de bloqueos, sobre todo si es recurrente, nos está avisando de que hay algo en nuestro día a día que no estamos abordando ni gestionando bien. Es decir, no estamos manejando o llevando nuestra vida de la forma más adecuada, de lo contrario, no nos sentiríamos bloqueados.

Si no ponemos atención a ese bloqueo mental y no resolvemos aquello de lo que nos avisa, ese mecanismo de defensa inicial se puede transformar en un problema en sí mismo. Y es entonces cuando comienza a surgir en situaciones en las que no debería aparecer, limitándonos en otras áreas de nuestra vida.

¿Bloqueo mental o emocional?

A veces se suele hablar de bloqueo mental otras veces de bloqueo emocional, lo cual puede generar cierta confusión. Aunque como conceptos puedan separase, en el fondo un bloqueo mental o emocional podemos decir que es lo mismo. Y esto es porque pensamiento y emoción están íntimamente ligados, uno incide en el otro y viceversa, por lo que, podemos hablar tanto de bloqueo mental como emocional.

También es importante no confundir este tipo de bloqueo con lo que se denomina autosabotaje, aunque este último puede generar conductas que nos bloquean o impiden hacer lo que deseamos, bloqueo mental y autosabotaje no son lo mismo. Aquí podrás conocer más en detalle qué es y en qué consiste el autosabotaje.

Hay que mencionar que, un bloqueo es algo que “obstruye el paso” o que impide el funcionamiento normal de algo. Y si llevamos esto al ámbito psicológico, un bloqueo ya sea mental o emocional hace referencia a que “se obstruye el paso”, o, el funcionamiento psicológico normal de una persona se ve restringido o reprimido en algún grado. Por lo tanto, la persona queda «bloqueada» o «paralizada», lo cual le impide desenvolverse como ella quisiera.

Entonces, un bloqueo mental o emocional es finalmente un bloqueo psicológico. Y es psicológico porque afecta a la persona en su conjunto, es decir, la bloquea a nivel mental, emocional, y a su vez, a nivel conductual.

Causas de un bloqueo mental

Aunque se suele decir que el bloqueo mental tiene varias causas («multicausal»), lo que causa un bloqueo mental o emocional en esencia es siempre lo mismo: la manera que se tiene de interpretar las cosas. La persona no se bloquea por las circunstancias, sino por la forma que tiene de ver o de interpretar dichas circunstancias.

A menudo, la forma que tenemos las personas de plantearnos los hechos o las posibles consecuencias futuras está basado en la negatividad, en el conflicto o en el miedo. Es esto lo que genera tensión, estrés, ansiedad y cuando esto es recurrente o se exacerba en ti, es probable que te genere un bloqueo.

Y aunque las circunstancias puedan ser desafiantes, es más la predisposición o el condicionamiento que existe en ti lo que determina como vivirás dichas circunstancias, más que las circunstancias en sí.

Punto de vista de las cosas

La historia que te cuentas en tu cabeza sobre lo que ocurre u ocurrió es la causa principal de los bloqueos mentales. Toma conciencia de ello.

Esta es la causa primaria, el resto son causas secundarias, son un producto de ésta. Y a partir de esta se podrían nombrar varias como:

  • Inseguridades o baja autoestima
  • Excesiva autoexigencia
  • Estrés prolongado
  • Perfeccionismo
  • Sentimiento de culpa (por situaciones no superadas)
  • Trastornos psicológicos (ansiedad, pánico, depresión)
  • Situaciones traumáticas (sobre todo, no resueltas)

Síntomas del bloqueo mental

Los principales síntomas que nos pueden avisar de un bloqueo mental son:

Diálogo interior

Muy relacionado con lo que mencionaba antes en las causas del bloqueo mental. Es decir, un marcado discurso mental negativo o nocivo y recurrente, es un síntoma de que puede ocurrir un bloqueo mental, o, que ese diálogo interior te puede terminar bloqueando.

Evitación

El evitar situaciones o actividades es otro síntoma que nos puede advertir de un posible bloque mental. Esto porque la persona internamente siente que no puede enfrentar o gestionar adecuadamente aquello, por lo tanto, lo evita.

Incapacidad

Relacionado a lo anterior, la sensación de incapacidad de gestionar o afrontar situaciones, actividades o personas es otro síntoma de un posible bloqueo mental. Tanto la evitación y la sensación de incapacidad son síntomas a los que hay que poner atención, ya que esto puede llegar a generalizarse en la vida de la persona.

Postergar

También conocido como procrastinación, es la tendencia a retrasar o aplazar las cosas, que está relacionado también con la evitación. Este es otro síntoma que, a su vez puede contribuir al bloqueo, porque no resuelve las cosas, solo las dilata.

Malestar físico

Otro de los síntomas de un bloqueo mental es el malestar o las dolencias físicas como: tensión interna, agotamiento, algún tipo de temblor, parálisis o dificultad de coordinación.

Es importante mencionar que, a pesar de las dificultades que se puedan estar experimentando, las personas siempre tienen la capacidad de salir adelante si no se dejan dominar por estas. Puedes conocer más acerca de esta capacidad en el artículo sobre qué es la resiliencia.

Tipos de bloqueos

En general, un bloqueo puede ser algo momentáneo relacionado a estudios, trabajo, deporte o actividades cotidianas similares. Pero también puede volverse algo crónico relacionado a la ansiedad, estrés, conflicto no resuelto o algún tipo de pérdida.

En este sentido los tipos de bloqueo principales son:

Bloqueo cognitivo

Este tipo de bloqueo hace referencia a la falta de claridad y a la dificultad para encontrar opciones y soluciones ante las dificultades u obstáculos.

Bloqueo afectivo

Este tipo de bloqueo hace referencia a la incapacidad para sentir emociones o para expresarlas.

Bloqueo cultural y ambiental

Este tipo de bloqueo hace referencia a la dificultad de una persona para integrarse o para adaptarse a un determinado grupo social, lo cual genera distanciamiento con los demás.

Consecuencias de un bloqueo mental

Es importante no dejar pasar este tipo de bloqueos, sobre todo si se vuelve algo recurrente, ya que inconscientemente lo iremos acrecentando y generalizando.

Algunas de las principales consecuencias de un bloqueo mental son:

  • Dificultad de concentración
  • Bajo rendimiento intelectual
  • Afecta a la creatividad
  • Dificultad para desarrollar habilidades
  • Estancamiento
  • Victimismo
  • Desesperanza

Un bloqueo mental en sí no suele tener consecuencias graves, sin embargo, si no se resuelve, y según la persona, puede contribuir a otros problemas psicológicos. Y si esto se mantiene en el tiempo puede derivar en algo más complejo y peligroso como trastornos de ansiedad, pánico o tendencias depresivas.


Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección desarrollo personal.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio