Baja autoestima en niños: conoce sus causas y síntomas

baja-autoestima-en-la-infancia

francisco-carabantes

Una baja autoestima infantil está estrechamente relacionada con el entorno familiar del niño. Y aunque pueden existir muchos más factores, un clima familiar conflictivo suele ser una de las principales causas.

El vínculo y la crianza de los padres es fundamental, ya que esto fomentará o afectará la percepción y sensación de valía del niño. Entonces, cuando experimente dificultades en su entorno, por ejemplo en la escuela, podrá hacer frente a esta situación de forma adecuada, o, de lo contrario puede verse fácilmente influido por ella.

Los factores principales que inciden en la autoestima del niño son los padres y el niño en sí mismo. Es decir, el ambiente familiar y la relación con los padres y también el temperamento y el propio carácter del niño. Aunque esto último es algo que se desarrolla en el tiempo es un factor muy significativo, ya que se trata de un aspecto mucho más profundo e íntimo.

Causas de una baja autoestima en la infancia

Las causas de una baja autoestima en la infancia pueden ser variadas, sin embargo, estas siempre van a estar relacionadas al ambiente en el que el niño se desenvuelva.

Por lo que, si te estás preguntando por qué un niño tiene baja autoestima, estas suelen ser las principales causas:

Vínculos conflictivos

La dificultad para establecer vínculos o la carencia de vínculos profundos, sanos o equilibrados en la familia. Por ejemplo, ambigüedad o frialdad en los afectos, un clima hostil donde no se siente protegido ni apoyado. O un clima familiar donde se le reprime o se le desvaloriza en algún sentido.

Esto, por otro lado, suele afectar a sus vínculos escolares y a sus amistades, y si se mantiene en el tiempo, puede influir en sus relaciones de pareja. Aquí podrás conocer cómo afecta la baja autoestima en la pareja, para conocer las consecuencias que tiene la baja autoestima en una relación amorosa.

Poco desarrollo de la individualidad

Otra de las causas de la baja autoestima en niños es la falta de reconocimiento que este recibe sobre sus cualidades o de aprobación de dichas cualidades.

Cuando el niño percibe continuamente que no se fomentan sus cualidades, que se reprimen o que se menosprecian, es un factor que suele causar una baja autoestima. El no poder desarrollar su individualidad, el no poder expresarse y hacer las cosas a su manera incidirá en la percepción de sí mismo y en su valía, y esto puede contribuir a una baja autoestima en la adolescencia.

No fomentar el poder personal

La falta de oportunidades para poder expresar sus capacidades o el no fomentar estas, provoca que el niño se sienta disminuido en su poder personal, es decir, se tiende a sentir incapaz por ejemplo, de modificar las circunstancias de su vida, lo cual suele ser otra de las causas de niños con baja autoestima.

Por otro lado, puede creer que no es capaz de hacer lo que se plantea y sentir que no puede asumir ciertas responsabilidades. Aunque esto no siempre tiene que ser un problema de autoestima, puede ser también una sensación de inferioridad, y en tal caso sería útil saber cómo superar un complejo de inferioridad.

Falta de referentes

La falta de referentes o de modelos que le sirvan como una guía adecuada para establecer sus ideales, sus valores y motivaciones personales es también un causante de baja autoestima en la infancia. Por ejemplo, personas que le sirvan para guiar su comportamiento y ayudarlo a distinguir lo bueno de lo malo.

En esta etapa, estos referentes son los padres y familiares cercanos, y también las personas con las que se relacione en la escuela.

Estos son los cuatro principales aspectos que tienden a causar una baja autoestima en los niños. Por lo que, la carencia de alguno de estos aspectos afectará la percepción que el niño tenga de sí mismo.

Cómo saber si mi hijo tiene baja autoestima: síntomas de una falta de estima

Aunque es normal que los niños presenten ciertos cambios en su manera de actuar,que son de utilidad en su desarrollo, es importante estar atento al niño para ver si presenta alguno de los siguientes síntomas.

  • Mentiras constantes.
  • Culpar siempre a los demás.
  • Evitar actividades por miedo al error o al fracaso.
  • Reaccionar violentamente.
  • Frustración.
  • Negarse a todo.
  • Esconderse de los demás.

Si estos comportamientos se vuelven recurrentes es importante la cercanía con el niño para saber qué le ocurre. Y, tener en cuenta que puede existir un problema relacionado con una baja autoestima.

Además, para poder identificar mejor los síntomas de una baja autoestima en la infancia, es útil conocer en general cuáles son las consecuencias de la baja autoestima en los niños y las consecuencias de una alta autoestima.

Cuando los niños desarrollan una buena autoestima esto tiene como consecuencia que estos se consideran a sí mismos capaces, seguros y valiosos. Por ejemplo, son más responsables y se comunican y relacionan de forma adecuada. Si quieres conocer más al respecto puedes leer el artículo sobre qué es lo que fomenta una alta autoestima en la infancia.

Por el contrario, una baja autoestima en la infancia tiene como consecuencia que el niño no confíe en sus capacidades, se sienta inseguro e inferior a los demás. Por lo que, tenderá a ser más tímido, crítico consigo mismo y le será difícil relacionarse con otros de una manera adecuada, generando conflictos o desarrollando conductas agresivas.

Ten en cuenta que…

La baja autoestima en el niño no va a ser necesariamente producto de todas las causas antes mencionadas, y tampoco va a presentar todos los síntomas a la vez. En algunos niños pueden ser unas causantes, en otros niños pueden ser otras, o, algunos síntomas pueden estar más marcados que otros. La falta de autoestima o la baja autoestima infantil se puede presentar de diversas formas.

hijo tu vales mucho
mejorar la autoestima

Artículos que otras personas también han leído


Encuentra más en la sección de autoestima.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio