Qué es la baja autoestima

que es la baja autoestima

francisco-carabantes

Hablar de baja autoestima es finalmente hablar de la percepción que tenemos de nosotros mismos. Y si hablamos de nuestro bienestar mental y emocional esa percepción de nosotros mismos juega un papel fundamental.

La autoestima es la percepción y la valoración global que una persona tiene de sí misma. Por lo que, la baja autoestima hace referencia a una percepción y valoración negativa de sí mismo. Es una percepción, porque es algo que no se puede expresar fácilmente. Es una valoración, porque tiene que ver con la valía o la estima que se tiene de sí. Y es global, porque es una percepción y valoración que abarca e influye en todos los ámbitos de la vida de la persona.

Entonces, ¿qué es tener baja autoestima?

La baja autoestima es una percepción y una valoración más bien negativa y pesimista que tiene una persona de sí, en un sentido general. Por lo que, tener baja autoestima significa que la persona es más propensa a ver “lo malo” de sí misma, por lo que estima o valora poco lo positivo de sí misma. Esto a su vez la lleva a percibir su vida de una forma más desfavorable.

¿Qué dice la psicología sobre la baja autoestima?

Hay que recordar que, a pesar de ser de uso popular, la autoestima es un término que surge en el campo de la psicología, el cual ha sido abordado y desarrollado por diversos autores.

Es por esto que, es importante conocer a qué se refiere la psicología con respecto a la baja autoestima. Por ejemplo, la psicología humanista, una de las ramas de la psicología que más ha dado protagonismo a la autoestima.

En un sentido general, desde la una mirada humanista la baja autoestima es el estado en el que una persona, en mayor o menor grado, no se aprecia, no se valora y/o no se considera digna de amor.

En la corriente humanista la autoestima es un aspecto muy importante en las personas. Tanto así, que esto se ve resumido en el siguiente «axioma»: Todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de serlo, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo; merece estimarse y que se le estime.

¿Es la baja autoestima un trastorno?

La baja autoestima como tal no es un trastorno o una enfermedad mental. La autoestima al fin y al cabo se considera una faceta de la personalidad, y en el caso de la baja autoestima, esta sería una actitud valorativa hacia sí mismo de menosprecio y rechazo, en mayor o menor grado.

Entonces, ¿la baja autoestima es una enfermedad mental?

No. Sin embargo, aunque no es una enfermedad mental en sí, estudios han demostrado que la baja autoestima está relacionada a enfermedades mentales, ya que vuelve más vulnerable a la persona a desarrollar ciertas psicopatologías.

Es por esto que, así como la alta autoestima está considerada como un factor de protección frente a los trastornos mentales, la baja autoestima es un factor de vulnerabilidad para el desarrollo de psicopatologías. En términos simples, a mayor autoestima, mejor salud mental; y a menor autoestima, menor salud mental o mayor riesgo de desarrollar enfermedades mentales.

En conclusión

La baja autoestima es una percepción y valoración predominantemente negativa. Entonces, tener baja autoestima significa que la persona, en mayor o menor medida, alberga constantemente una sensación de poca valía o de rechazo de hacia sí misma. Y esto tiene una influencia en los distintos ámbitos de su vida, lo cual lleva a la persona a ver las cosas de una forma más desfavorable.

Es por esto que, es importante ser conscientes de la continua valoración que hacemos de nosotros mismos en relación a las cosas que vivimos, porque esto condiciona en gran medida la forma en la que interactuamos con nuestro entorno.


Artículos que otras personas también han leído


Encuentra más en la sección de autoestima.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio