Autoestima inflada: conoce su significado, sus causas y diferencias

autoestima inflada

francisco-carabantes

La autoestima hace referencia a la percepción y valoración que una persona tiene de sí misma. En este sentido, la autoestima inflada hace referencia a una percepción y valoración desproporcionada o exagerada que tiene la persona de sí misma, la cual suele llevar a comportamientos arrogantes.

En este artículo hablaremos sobre lo que algunos autores definen como “autoestima inflada”, y que incluso la asocian a un perfil más bien narcisista. Conoceremos sus causas y diferencias con otro tipo de autoestima.

¿Qué es la autoestima inflada?

La autoestima inflada es una percepción desproporcionada que tiene una persona de sí misma, en donde esta tiene una imagen y una valoración de sus capacidades y características que es exagerada. Este tipo de autoestima no se basa en una apreciación realista ni equilibrada de sí mismo, sino en una sobreestimación o exageración.

Algunos autores como Hornstein la definen como una autoestima superficial, que puede parecer una autoestima alta, pero que en el fondo es una exageración que la persona hace de sí misma, ya sea de sus habilidades, logros y/o valía personal. Lo cual tiene como consecuencia que la persona tiende a minimizar o incluso ignorar sus debilidades y errores.

Es por esto que se utiliza el concepto de autoestima inflada, ya que la persona inconscientemente exagera o “infla” la imagen que tiene de sí misma (características, capacidades, logros o méritos personales) para sentirse y mostrarse mejor que los demás en algún sentido, pero finalmente es una imagen que está distorsionada y que suele ser una manera de ocultar algún tipo de inseguridad

Aunque se podría considerar que la autoestima inflada puede estar basada en una autoevaluación excesivamente positiva, esta tiende a llevar a comportamientos arrogantes, narcisistas y a una falta de autocrítica.

Diferencias entre autoestima alta y autoestima inflada

Por un lado, la autoestima alta se define como una percepción y valoración sana y realista de uno mismo, es decir, se reconocen las fortalezas y las debilidades. Y por otro lado, la autoestima inflada hace referencia a una percepción y valoración desproporcionada de uno mismo, es decir, se tiende a exagerar las cualidades o fortalezas y a minimizar las debilidades.

Veamos en la siguiente tabla algunas de las diferencias más significativas entre una alta autoestima y una autoestima inflada.

Autoestima altaAutoestima inflada
Autopercepción y autoevaluaciónLa autoevaluación es equilibrada y realista. La persona con autoestima alta es consciente de sus logros y capacidades, pero también reconoce sus áreas de mejora. Se acepta a sí misma tal como es, con sus virtudes y defectos.La autoevaluación es exagerada y distorsionada. La persona con autoestima inflada sobreestima sus habilidades y logros, y minimiza o ignora sus debilidades y errores. Suele tener una percepción irrealista de sí misma.
Reacción a las críticasLa persona con autoestima alta acepta críticas constructivas y las utiliza para mejorar. No se siente amenazada por la retroalimentación y está abierta a aprender y crecer.La persona con autoestima inflada suele reaccionar de manera defensiva o agresiva ante las críticas. Puede negar los errores o culpar a otros, mostrando poca disposición a aceptar feedback.
Relación con los demásLa persona con autoestima alta se siente segura en sus relaciones y no necesita menospreciar a los demás para sentirse bien consigo misma. Es empática, respetuosa y capaz de valorar a otras personas.La persona con autoestima inflada puede mostrar comportamientos arrogantes. Suele compararse constantemente con los demás, buscando sentirse superior y minimizando las contribuciones ajenas.
Necesidad de validación externaLa persona con autoestima alta se siente valiosa independientemente de la opinión de los demás. Aunque aprecia el reconocimiento, no depende de él para sentirse bien consigo misma.La persona con autoestima inflada necesita constantemente la validación y el reconocimiento externo para mantener su autoimagen. Puede sentirse amenazada o deprimida si no recibe la atención que cree merecer.
Comportamiento y actitudLa actitud es positiva y constructiva. La persona con autoestima alta se siente motivada para alcanzar sus metas, es resiliente ante los fracasos y mantiene una perspectiva equilibrada de sí misma.La actitud puede ser arrogante y destructiva. La persona con autoestima inflada puede mostrar comportamientos competitivos extremos, envidia hacia los logros de otros y una necesidad constante de sobresalir y ser admirada.

Causas de la autoestima inflada

Las causas de una autoestima inflada pueden ser variadas, esta se puede desarrollar por varias razones. Estas son las principales causas de una autoestima inflada:

  • Características personales: Las propias características o rasgos personales (personalidad) de la persona, además de la crianza que esta reciba, son la base en la que se sustenta el desarrollo de esta autoestima inflada.
  • Crianza: Haber sido sobrevalorado constantemente por los padres y/o cuidadores. Poca existencia de normas conductuales y excesiva complacencia. Haber sido tratado con una especie de “amor enfermizo”.
  • Éxitos: Haber tenido logros tempranos sin la suficiente madurez o autocrítica, puede llevar a una sobrevaloración de las propias capacidades o creer que se puede lograr todo lo que se proponga.
  • Sentimientos de inferioridad: Los sentimientos de inferioridad o las inseguridades profundas, también suelen ser causante de la autoestima inflada, ya que esta puede ser un mecanismo de defensa para ocultar aquello.
  • Influencia de la sociedad: La cultura y los medios de comunicación que enfatizan el estereotipo de persona de éxito y superior a los demás, pueden contribuir a una autoimagen inflada.

¿Cómo saber si una persona tiene una autoestima inflada?

Ten en cuenta que identificar una “autoestima inflada” puede ser tanto complicado, ya que no es algo que se pueda diferenciar a simple vista o pueden ser conductas o comportamientos más bien temporales en la persona. Sin embargo, estas son algunas señales y comportamientos que pueden indicar que una persona tiene una autoestima inflada:

Necesidad constante de reconocimiento

  • La persona tiende a buscar continuamente la aprobación y alabanza de los demás para mantener su autoimagen.
  • Suele sentirse incómoda o molesta cuando no recibe la atención o el reconocimiento que cree merecer.

Falta de autocrítica

  • La persona tiende a mostrar dificultad para aceptar errores y responsabilidades propias.
  • Tiende a tener una reacción defensiva o de negación cuando se le señala un error o una debilidad.

Arrogancia y prepotencia

  • Suele tener un comportamiento arrogante hacia los demás.
  • Suele mostrar una actitud de superioridad en diversas situaciones.

Exageración de logros y capacidades

  • La persona suele sobrevalorar sus propias habilidades y logros, a veces llegando a mentir o exagerar.
  • Presenta una imagen de sí mismo que no coincide con la realidad.

En resumen, la autoestima inflada se define como una percepción desproporcionada y exagerada de uno mismo, y que puede tener distintas causas como la propia personalidad, la crianza, entre otras.


Artículos que otras personas también han leído


Encuentra más en la sección de autoestima.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio