Inteligencia emocional: qué es, antecedentes y origen

inteligencia-emocional

francisco-carabantes

La inteligencia emocional se ha convertido en un tema importante en distintos ámbitos en el último tiempo, ya que nos ayuda a comprender y a gestionar mejor las emociones propias y de los demás. Una cualidad que no solo facilita la regulación de las emociones, sino que mejora la interacción con otros.

Las definiciones más comunes de inteligencia por mucho tiempo siempre han hecho referencia a aspectos cognitivos como la capacidad para resolver problemas. Sin embargo, el concepto de inteligencia llevado más allá de lo intelectual fue utilizado por Edward L. Thorndike, cuando en 1920 utilizó el término “inteligencia social” para describir la capacidad de una persona para comprender y motivar a otras.

En este artículo veremos en profundidad qué es la inteligencia emocional, cómo surge o cuál es su origen, sus elementos y más.

Qué es la inteligencia emocional: definición del concepto

La definición de inteligencia emocional hace referencia a la capacidad de las personas para reconocer, entender y gestionar sus emociones para adaptarse a las situaciones. Pero también, la capacidad de reconocer y entender los estados emocionales de los demás, lo que también hace referencia a la empatía.

El concepto de inteligencia emocional involucra el aspecto cognitivo, emocional y conductual, ya que requiere que la persona reconozca y comprenda sus emociones y las de los demás. Y además, que sepa regularlas y expresarlas de manera adecuada, y así actuar o relacionarse de manera efectiva.

Entonces, cuando hablamos de inteligencia emocional ¿a qué nos referimos, qué significa?

Es la capacidad que puede desarrollar una persona para reconocer, comprender, gestionar y expresar sus emociones de manera efectiva, pero también, a la capacidad de comprender y relacionarse con las emociones de los demás de manera empática y constructiva.

En qué consiste la inteligencia emocional

La inteligencia emocional consiste en el desarrollo de ciertas cualidades personales que tienen que ver con la comprensión y expresión de las emociones y sentimientos, la independencia, la capacidad de adaptación y de resolución de problemas de forma interpersonal, la persistencia, la empatía, entre otras.

Por lo tanto, ¿qué es tener inteligencia emocional, qué significa?

Tener inteligencia emocional tiene que ver más concretamente con el desarrollo de la automotivación, la autoconciencia y la autorregulación emocional, además de la empatía y el desarrollo de ciertas habilidades sociales como por ejemplo, la comunicación efectiva.

En la práctica, la inteligencia emocional consiste en el desarrollo de la capacidad de comprender y gestionar de manera adecuada las propias emociones y de responder de manera adecuada a las de los demás, sobre todo en situaciones de presión.

Historia y antecedentes de la inteligencia emocional

Generalmente, se suele atribuir el primer uso de este término a los psicólogos Peter Salovey y John D. Mayer en 1990. Sin embargo, dentro de los antecedentes históricos se tiene registro que el término inteligencia emocional es mencionado por primera vez por Beldoch en 1964, fue él quien menciona por primera vez el término inteligencia emocional en sus textos. Luego, Leuner en 1966 también había utilizado el mismo concepto.

Por lo que, podemos decir que quien propuso el término inteligencia emocional fueron Beldoch y Leuner en la década de los sesenta, aunque no llegaron a estudiar ni a desarrollar el tema en profundidad.

En los antecedentes de la inteligencia emocional encontramos que, Wayne Payne cita el término en 1985 en su tesis doctoral llamada “Un estudio de las emociones: el desarrollo de la inteligencia emocional”. Además, haciendo un poco de historia encontramos que Stanley Greenspan en 1989 también propuso un modelo de inteligencia emocional, al igual que Salovey y Mayer en 1990.

Origen y desarrollo de la inteligencia emocional

¿Cuál es el origen de la inteligencia emocional?

Podemos decir con claridad que el término inteligencia emocional tiene sus orígenes y se desarrolla en el siglo XX. En las primeras teorías psicológicas, a principios del siglo XX, se comenzó a investigar más en profundidad las emociones y el papel fundamental que éstas tienen en la experiencia humana.

Sin embargo, a pesar de que en la década de 1960 ya se había mencionado el término de inteligencia emocional, es en la década de 1980 en donde se evidencia más concretamente el origen de lo que se conoce como inteligencia emocional.

Pero, ¿cómo surge la inteligencia emocional?

En 1983 Howard Gardner es quien propone la teoría de las inteligencias múltiples, y aunque no menciona directamente el término inteligencia emocional en su teoría, sí propone la existencia de una “inteligencia interpersonal” y una “inteligencia intrapersonal”, las cuales están relacionadas a la inteligencia emocional. Por lo que, la teoría de Howard Gardner sirvió de base a otros investigadores para comprender que la inteligencia va más allá de las habilidades cognitivas tradicionales.

Entonces, ¿de dónde surge la inteligencia emocional?

En 1990 Peter Salovey y John Mayer acuñan el término inteligencia emocional y lo definen como “la capacidad de reconocer, comprender y gestionar las emociones propias y las de los demás”. Estos investigadores plantearon un modelo de cuatro habilidades principales: percepción emocional, comprensión emocional, regulación emocional y utilización de las emociones.

Salovey y Mayer utilizaron el concepto de inteligencia emocional para describir cualidades emocionales como la empatía, la compresión y expresión de los sentimientos. Además de, el respeto, el control de emociones, la capacidad de adaptación y de resolver problemas, entre otras.

Luego, en 1995 Daniel Goleman producto de sus investigaciones, sobre todo en el mundo de las organizaciones, publica su libro Inteligencia Emocional el cual popularizó el término al punto de alcanzar fama mundial. Por lo que, si bien podemos decir que la inteligencia emocional fue difundida por Daniel Goleman, esta no fue descubierta por él.

inteligencia emocional
el valor de la inteligencia emocional

La psicología y la inteligencia emocional

Aunque se la puede definir como una capacidad, hay que mencionar que la inteligencia emocional no deja de ser finalmente un constructo psicológico, al igual que otros temas de investigación en psicología como la personalidad, la autoestima, el estrés, entre otros.

Es una idea o concepto que se utiliza en psicología para representar un proceso mental y emocional que no es directamente observable o medible de manera objetiva. Por lo que, el constructo psicológico de “inteligencia emocional” es una forma de conceptualizar y estudiar un fenómeno psicológico complejo, como lo son las emociones y su impacto en las personas.

De hecho, que se haya desarrollado el concepto de inteligencia emocional es un indicador de que la psicología ha ido tomando un nuevo rumbo del que venía siguiendo. El paradigma centrado en lo cognitivo o conductual ha estado presente por mucho tiempo en la psicología, dejando de lado un aspecto muy importante como las emociones.

En 1940 David Wechsler (psicólogo rumano-estadounidense) ya reconocía la importancia e influencia de las emociones sobre la inteligencia en las personas. Además, Wechsler sostenía que los test de inteligencia no estarían completos hasta que no incluyeran y midieran el factor emocional.

Por otro lado, Howard Gardner (psicólogo, investigador y profesor estadounidense) en 1983 en su libro “Inteligencias Múltiples” menciona que los indicadores de inteligencia como el cociente intelectual no hacen referencia completamente a la capacidad cognitiva. Esto es porque no tienen en cuenta la “inteligencia interpersonal”, que es la capacidad de comprender las intenciones y motivaciones de otros. Y tampoco tienen en cuenta la “inteligencia intrapersonal”, que es la capacidad de la persona de comprenderse a sí misma.

Daniel Goleman

Dentro del campo de la psicología encontramos a Daniel Goleman, uno de los principales investigadores y referentes en cuanto a la inteligencia emocional. Daniel Goleman es un psicólogo, periodista y escritor estadounidense quien se hizo conocido a nivel mundial a partir de la publicación de su libro Inteligencia Emocional en el año 1995.

Goleman describe la inteligencia emocional como la capacidad de las personas para manejar sus estados emocionales de manera que estos se expresen de una manera adecuada y efectiva. Ya que, según Goleman la inteligencia emocional es el mayor predictor del éxito en las personas.

En su libro, el autor postula que las personas más competentes no se determinan solo por el cociente intelectual, sino por la habilidad de comprender y gestionar sus emociones. Para la creación de su libro Goleman estudió el funcionamiento de varios centenares de organizaciones. Y, gracias a estas investigaciones concluyó que las capacidades más importantes en el trabajo y que pueden aplicarse a la vida en general son:

  • La autoconciencia
  • La automotivación
  • El control de los impulsos
  • La auto regulación de estados de ánimo
  • La empatía
  • La persistencia
  • La confianza en los demás

Además, Goleman afirma que estos son a su vez los elementos que componen la inteligencia emocional.

Por otro lado, uno de los motivos que llevó a Goleman a explorar la inteligencia emocional tiene relación con los niños. Ya que, se dio cuenta que en occidente prima el hábito de recompensar a los niños por ser mejores que sus compañeros, pero esto crea competitividad, egocentrismo y egoísmo en la vida adulta. Es por esto que su libro inteligencia emocional fue además un argumento para enseñar habilidades sociales y emocionales en las escuelas.

En el artículo Daniel Goleman y la inteligencia emocional podrás conocer más en profundidad sobre el autor y lo que plantea sobre la inteligencia asociada a las emociones.

Elementos de la inteligencia emocional

Daniel Goleman afirma que la inteligencia emocional no solo abarca un aspecto, sino que se compone de cinco elementos principales. . El autor señala que para ser emocionalmente inteligente es necesario desarrollar autoconocimiento, autorregulación, automotivación, empatía y habilidades sociales.

  • Autoconocimiento: también denominado autoconciencia emocional. Hace referencia a la conciencia de los propios sentimientos y emociones y a la manera en la que nos influyen.
  • Autorregulación: nos indica que es importante reconocer las emociones, pero también aprender a regularlas y gestionarlas de una manera útil.
  • Automotivación: la automotivación hace referencia a la capacidad de una persona para mantener la motivación a pesar de las dificultades.
  • Empatía: esta hace referencia básicamente a la capacidad de reconocer y comprender lo que experimenta otro, sobre todo en un sentido emocional.
  • Habilidades sociales: este elemento de la inteligencia emocional hace referencia a la capacidad de interactuar con los demás de forma adecuada o equilibrada. Y esto en gran parte es posible gracias a los demás elementos de la inteligencia emocional.

En conclusión

La inteligencia emocional no es solo un concepto proveniente de la psicología, sino que se traduce en una cualidad o capacidad personal que puede aportar bienestar personal y social, principalmente desde la autorregulación emocional y desde la empatía y la comunicación efectiva.

hazte experto en inteligencia emocional
cerebro y la inteligencia emocional

Artículos que otras personas también han leído


Encuentra más en la sección de emociones.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio