Cómo hacer un proyecto de vida – Paso a paso con ejemplo

como-hacer-proyecto-vida

francisco-carabantes

Saber cómo hacer un proyecto de vida es una herramienta que puede llegar a ser muy útil para nuestro autoconocimiento y desarrollo personal, ya que es un proceso de introspección y reflexión que nos puede aportar un alto grado de auto realización.

El proyecto de vida es un plan personal a medio o largo plazo que se establece con el fin de alcanzar ciertas metas orientadas a la realización personal en general. Y, aunque éste puede abracar todos los ámbitos de la vida de una persona, suele ser más común orientarlo a unas áreas concretas de la vida. Puedes profundizar más al respecto en el artículo qué es un proyecto de vida.

En este artículo aprenderás a hacer un proyecto de vida, y además, encontrarás un ejemplo de plan de vida al final de este.

Pasos para hacer un proyecto de vida

A continuación, encontrarás un ejercicio práctico que te permitirá elaborar tu propio proyecto de vida personal de forma clara y concreta siguiendo los siguientes pasos.

Define lo que quieres conseguir

¿Cómo se hace un proyecto de vida?

Como primer paso para hacer un proyecto de vida es importante que definas qué es lo que quieres conseguir. Y esto consiste fundamentalmente en hacer una exploración de las distintas áreas de tu vida, para definir en base a qué quieres orientar tu proyecto de vida.

Un aspecto importante al hacer un proyecto de vida es ser concreto y específico. Recuerda que este plan de vida tiene la finalidad de conseguir o cambiar algo en tu vida y, si aquello lo planteas de manera muy general o de forma ambigua, te será más difícil llevar a cabo dicho proyecto.

¿Cómo definir lo que quieres conseguir?

Puedes hacer una exploración por las distintas áreas de tu vida (familia, estudios, trabajo, pareja, etc.) para identificar, en este momento de tu vida, en cuál de ellas tienes real interés de definir un proyecto de vida o a cuál quieres darle más prioridad.

Para ello, define todo aquello que quieres mejorar o conseguir en cada una de esas áreas, como una visión personal a largo plazo. Puedes hacerlo con todas, aunque es recomendable que te centres en una de ellas, ya que esto te permitirá ser más concreto y más efectivo a la hora de plantearte y conseguir tus objetivos. Por lo general, cuando quieres hacer muchas cosas a la vez no terminas haciendo ninguna.

Recuerda que el proyecto es de vida es un proceso, una proyección a futuro, por lo que es un propósito que va llevar un tiempo conseguir. Es por esto que es recomendable establecer dicho plan de vida en periodos de 1 a 3 años. Puedes hacerlo en periodos de tiempo más extensos (5 a 10 años), pero esto puede provocar cierta dificultad a la hora de plantear cosas más concretas y no perder el rumbo.

Si te cuesta identificar las distintas áreas de tu vida, te propongo las siguientes para que las tengas en cuenta.

areas-proyecto-vida

Analiza tu situación actual

Si te estás preguntando ¿cómo hacer un plan de vida? Otro aspecto importante al hacer un proyecto de vida es, ser consciente de tu situación actual, ser consciente de cuál es tu realidad.

El proyecto de vida debe estar basado en la realidad de cada persona, tanto en su entorno como en sus cualidades personales. Hacer un análisis de tu situación actual te permitirá tener más claro cuál es tu punto de partida.

Esto no solo te permitirá definir un proyecto de vida más acorde a tu situación personal, sino también, te permitirá luego definir metas más realistas y acorde a lo que tú necesitas, lo cual finalmente hará más satisfactorio el llevar a cabo dicho plan de vida.

Entonces, en relación al ámbito de tu vida que hayas elegido para tu proyecto de vida, identifica qué fortalezas tienes que te pueden facilitar dicho plan, y qué debilidades tienes que pueden obstaculizar la consecución de este.

¿Cómo analizar tu situación actual?

Según el área de tu vida que hayas elegido y según lo que quieras cambiar o conseguir en dicha área a futuro, haz una lista con las principales facilidades e inconvenientes que encuentras en tu situación actual.

Según tu proyecto de vida, cuáles son esas cosas que te facilitarán el llevar a cabo tu plan de vida y, cuáles son esas cosas de tu entorno que dificultarán llevarlo a cabo. Algunos ejemplos pueden ser, tener el apoyo familiar, tener el dinero suficiente, tener la ayuda de otras personas, o, no tener apoyo familiar, no contar con ayuda de otras personas o no tener el dinero suficiente.

¿Cómo analizar tu situación actual como persona?

Al igual que en el punto anterior. Haz una lista con unas 10 a 15 fortalezas y debilidades, es decir, aquellas cualidades que te facilitarán y que te dificultarán el proceso. Por ejemplo, eres una persona estudiosa, disciplinada, sociable, segura, o, eres una persona poco constante, tímida y más bien insegura.

Son esas cualidades personales las que tendrán gran influencia en lo que te plantees como proyecto de vida.

Identifica tus valores y motivaciones

Otro aspecto importante al realizar un proyecto de vida es ser consciente de los valores y las motivaciones personales. El plan de vida debe estar basado en los valores y motivaciones de la persona, esas necesidades más personales, genuinas y profundas, ya que el proyecto de vida no prosperará si no está basado en los propios valores y motivaciones.

Dicho de otra forma, el proyecto de vida tiene que estar conectado con lo que es realmente importante y motivador para la persona, de lo contrario este no prosperará. Además, los valores son uno de los factores de la vocación. Esto además, en conjunto con los intereses, es uno de los factores de la vocación. Puedes leer más al respecto en el artículo sobre qué es la vocación.

¿Cómo identificar los valores personales?

Una forma sencilla de hacer esto consiste en hacer un listado con aquellas 5 a 10 cosas que sientes profundamente que son importantes y motivadoras para ti que estén presentes en dicha área de tu vida.

Por ejemplo, si has elegido el área de estudios o de trabajo, para conocer esos valores personales puedes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Qué cosas son importantes para mí en esta área o ámbito de mi vida?
  • ¿Qué cosas son fundamentales que estén presentes porque aportan a mi bienestar o satisfacción?

Una vez que tienes definidos tus valores, es necesario que tu proyecto de vida se base en ellos, es decir, que tus metas y objetivos, tus decisiones y acciones sean coherentes con ellos y no vayan en contra de ellos. Puedes profundizar más con el ejercicio que se plantea en el artículo cómo identificar tus valores personales.

También puedes complementar este ejercicio con lo comentado en el artículo sobre cómo saber cuál es mi motivación.

Define tus metas

Cuando hablamos de cómo se elabora un proyecto de vida es importante que tanto tus metas como tus objetivos estén alineados con tus valores y motivaciones. De esta forma, tu proyecto de tu vida es coherente con lo que es importante para ti, por lo que te será más fácil y satisfactorio llevarlo cabo.

En este sentido, es necesario diferenciar las metas de los deseos, y para ello es importante tener en cuenta que las metas deberían tener las siguientes características:

  • Específicas: las metas deben ser claras y detalladas, y no algo general o ambiguo.
  • Medibles: las metas deben ser medibles en el tiempo, deben tener algún indicador de que se han conseguido o estas deben tener una fecha límite.
  • Realistas: las metas deben ser también realistas, estas deben tener cierto grado de dificultad, pero deben estar adecuadas a la realidad y a las cualidades personales de cada persona.
  • Coherentes: lo que se quiera conseguir debe estar alineado o ser coherente con los valores y motivaciones personales, y con el propio proyecto de vida. Las metas deben tener un sentido en el contexto de cada persona, y no deben ser simplemente un capricho o un deseo impulsivo.

Al construir un proyecto de vida es necesario establecer metas que sean a corto, mediano y largo plazo, aunque el plazo de estas dependerá del tiempo que se haya establecido para proyecto de vida. Definir las metas en este sentido te permitirá saber qué cosas deberás hacer antes y qué cosas después, lo cual te facilitará el plan de acción.

Establece un plan de acción

En este paso se trata de ser lo más concreto y específico posible, y definir qué cosas se van a hacer para conseguir las metas y los objetivos. Es muy importante a la hora de hacer un proyecto de vida definir un plan de acción que permita llevarlo a la práctica.

Aunque el plan de acción dependerá de lo que cada persona haya definido en su proyecto de vida, siempre es útil definir en este qué es lo que se hará mes a mes, semana a semana, e incluso, día a día para ir consiguiendo las metas propuestas.

Por supuesto, ten en cuenta que este plan de acción puede variar o puede necesitar ser modificado según los inconvenientes o imprevistos que vayan surgiendo. Es por esto que es necesario realizar revisiones periódicas al proyecto de vida.

Realiza revisiones

Elaborar un proyecto de vida también involucra la evaluación y revisión constante de este. Y esto es de utilidad para evaluar y analizar cómo va el plan durante las semanas, meses y años.

Esta monitorización es importante porque en la práctica las cosas son diferentes que en la teoría, por lo que, se hace necesario ir evaluando las circunstancias para hacer ajustes o cambios al proyecto de vida.

Hay que tener en cuenta esto porque las personas vamos cambiando con el tiempo y nuestra visión de las cosas puede cambiar, lo cual influirá en nuestro proyecto de vida. Es por esto que, es importante ir revisando como van transcurriendo las cosas a lo largo del tiempo.

Ejemplo de un proyecto de vida

Si estás buscando ejemplos para saber cómo se hace un proyecto de vida, aquí encontrarás un ejemplo de plan de vida que está basado en los pasos antes mencionados.

Este es el ejemplo de Juan, un dentista que como proyecto de vida ha decidido montar su propio consultorio dental.

proyecto-vida-ejemplo

En resumen

¿Cómo hacer un proyecto de vida? ¿Cuáles son los pasos para hacer un plan de vida?

Estos son los pasos para realizar un proyecto de vida:

  1. Define lo que quieres conseguir.
  2. Analiza tu situación actual.
  3. Identifica tus valores y motivaciones.
  4. Define tus metas.
  5. Establece un plan de acción.
  6. Realiza revisiones.
acertar en tu proyecto de vida
proyecto personal de vida
como empezar proyecto de vida

Artículos que otras personas también han leído

Encuentra más en la sección desarrollo personal.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio