Emociones ambiguas o neutras: qué son, ejemplos

emociones-ambiguas-o-neutras

francisco-carabantes

Las emociones ambiguas o neutras hacen referencia a aquellos estados internos en los que no se experimenta una sensación positiva ni negativa, agradable ni desagradable. Sin embargo, dependiendo del contexto estas pueden derivar en emociones positivas o negativas.

El espectro emocional del ser humano puede llagar a ser muy amplio y complejo, lo cual lleva a los investigadores a clasificar las emociones en distintos tipos, para conocer cómo estas influyen en las personas y aprender a gestionarlas mejor. En este artículo veremos en detalle qué son y cuáles son las emociones ambiguas o neutras.

Qué son las emociones ambiguas

Las emociones ambiguas son aquellas emociones que no se experimentan como una sensación positiva o negativa, agradable o desagradable. Estas emociones, en sí, no se consideran positivas o negativas pero pueden derivar en alguna de ellas, dependiendo de la circunstancia.

En general, una emoción se puede definir como una reacción que altera el ánimo de la persona de manera agradable o desagradable. Por lo que, una emoción ambigua es una alteración del ánimo pero sin una connotación definida, es decir, genera una reacción ambigua o indefinida en la persona como por ejemplo, la sorpresa.

Es por esto que las emociones ambiguas son estados emocionales difíciles de definir porque no están directamente asociadas a una sensación positiva o negativa. Como su nombre lo indica, estas emociones son ambiguas, y esta característica lleva a que puedan entenderse de distintas maneras o dar cabida a distintas interpretaciones.

Por lo tanto, las emociones ambiguas son una alteración del ánimo que es neutral, de corta duración y que puede derivar rápidamente en una emoción positiva o negativa.

¿Emociones ambiguas o neutras?

Las emociones ambiguas también se denominan neutras, ya que al no implicar una sensación positiva o negativa como tal, estas son consideras emociones neutrales.

Por lo que, emociones ambiguas o emociones neutras hacen referencia al mismo tipo de emoción, es decir, un estado emocional más ambiguo o neutro.

Algunos autores también las definen como emociones borderline (Lazarus, 1991), lo que significa que están en medio o en el límite de dos aspectos o condiciones, es decir, no son positivas ni negativas, o, pueden derivar en ambas según el contexto. Como la sorpresa, puede ser agradable o desagradable.

Cuáles son las emociones neutras o ambiguas (Ejemplos)

Si te preguntas cuáles son las emociones ambiguas o neutras, en este aspecto no existe un real consenso entre los distintos investigadores y expertos en el tema.

Algunos mencionan que es difícil que existan emociones neutrales, ya que las emociones de una u otra manera están ligadas a un estado positivo o negativo, agradable o desagradable. Otros directamente no consideran la existencia de emociones ambiguas o neutras, ya que plantean que las personas siempre están bajo algún estado emocional positivo o negativo.

Por otro lado, encontramos autores como Lazarus y Bisquerra los cuales sí establecen un tipo de emoción ambigua o neutral, y en esta clasificación encontramos principalmente a las emociones de sorpresa, esperanza y compasión.

  • Sorpresa: esta emoción ambigua o neutra suele surgir ante situaciones imprevistas, desconocidas o cambios inesperados. Por ejemplo, la sorpresa puede implicar asombro, desconcierto, admiración, confusión, inquietud, entre otras.
  • Compasión: esta emoción neutra podemos decir que surge cuando se combina el sufrimiento con el amor. Ante una persona que sufre, otras pueden sentir el mismo sufrimiento pero también amor, lo cual permite el surgimiento de la compasión. Por ejemplo, la compasión puede implicar empatía, altruismo.
  • Esperanza: en este caso, el malestar que se puede estar sintiendo junto con la necesidad de cambiar o mejorar las cosas en un futuro, permite que surja la esperanza. Ante una situación desfavorable o difícil, pero que se afronta con la idea de que puede mejorar, surge la esperanza. Por ejemplo, la esperanza puede implicar confianza, optimismo.

En resumen

Las emociones ambiguas son aquellas que no hacen referencia a estado emocionales neutros, en el que lo que sentimos o nos altera no es agradable ni desagradable. Aunque no existe un consenso en cuanto a cuáles son estas emociones, sí podemos decir que la sorpresa es una de las emociones más aceptadas como tal.


Artículos que otras personas también han leído


Encuentra más en la sección de emociones.


Gracias por compartir este artículo con otras personas

Scroll al inicio